OS MEUS DESEJOS PARA TODOS

RecadosOnline.com

domingo, 29 de março de 2009

S. JUAN CLÍMACO (e outros) - 30-Março

João Clímaco, São
Abade, Março 30
Juan Clímaco, San
Juan Clímaco, San

Abade

O sobrenombe de Clímaco vem do célebre tratado de ascética escrito por João e que lhe havia sido encomendado pelo abade do mosteiro de Raithu, "A Escada do Paraíso" (do grego clímax, que quer dizer escada). Seu biógrafo, o monge Daniel do mosteiro de Raithu, a sudoeste do Sinaí, escreve que João nasceu na Palestina e com a idade de seis anos abandonou a aldeia natal para retirar-se a um mosteiro do Sinaí. Ali recebeu a tonsura monacal passados quatro anos de seu ingresso e viveu 19 anos em comunidade sob a orientação de um santo ancião, chamado Martírio. Quando morreu o mestre, João se retirou para uma cela solitária sobre o monte Sinaí, a poucas léguas do mosteiro, aonde ia aos sábados e domingos para participar nas cerimónias litúrgicas com os demais irmãos. Na cela não havia senão uma grande cruz de madeira, uma mesa e um banco que servia de cadeira e de cama. Sua única riqueza eram os livros da Sagrada Escritura e as obras dos Padres da Igreja, entre eles a Regula Pastoralis de S. Gregório Magno, traduzida do grego por um patriarca de Antioquía no ano 600. A alusão a esta obra não é casual. É evidente que a Scala Paradisi depende da Regula Pastoralis, ainda que durante muito tempo isto foi inexplicável porque os estudiosos criam que S. João Clímaco havia vivido no século V; depois encontraram-se novos documentos que permitiram estabelecer a data de sua muerte, ocorrida em 649, aclarando-se assim a influência de S. Gregório Magno sobre a doutrina ascética do anacoreta do Sinaí, sobretudo no epílogo,intitulado “Liber ad Pastorem”. Nesse epílogo estão resumidos os deveres dos abades e de quantos governam uma comunidade religiosa. João Clímaco escreveu essa síntese da doutrina espiritual nos anos seguintes a sua experiência de anacoreta, quando foi tirado da sua amada solidão para pô-lo à frente do mosteiro do Monte Sinaí.

Juan Clímaco

Juan Clímaco, San
Juan Clímaco, San

O santo anacoreta tinha sessenta anos quando, por obediência, escreveu o resultado de suas prolongadas meditações sobre a prática das virtudes cristãs. Assim nasceu um dos tratados de teologia ascética mais lidos e que desde a sua primeira publicação tem sido muto difundido. Sua Scala tem três escalões, trinta capítulos que correspondem aos anos da vida de Jesus, e desenvolve em três partes o caminho, o progresso da alma até à perfeição, partindo da renúncia ao mundo para chegar, mediante a luta contra os vícios e a aquisição das virtudes, acima da perfeição interior, que é a união com Deus por meio da caridade.
Amadeu IX de Saboia, Beato
Duque, Março 30
Amadeo IX de Saboya, Beato
Amadeo IX de Saboya, Beato

Duque

Etimológicamente significa “que ama a Dios”. Viene de la lengua latina. El Beato Amadeo de Saboya fue el noveno de este nombre y el tercer duque de aquel Estado; vivió treinta y siete años (1435-1472); reinó solamente siete (1465-1472); y fue inscrito en el catálogo de los bienaventurados dos siglos más tarde bajo el pontificado del Beato Inocencio XI. Nació en Thonon en 1435 y murió en Verceil, Piamonte, el 30 de marzo de 1472. Desde que nació, lo comprometieron en matrimonio con la hermana de Luis XII, rey de Francia. Así que, apenas cumplió 17 años se casó con Yolanda. Tuvieron siete hijos. Uno de ellos fue Amadeo. Reinó siete años en los ducados del Piamonte y Saboya (1465-1472). Cuando cayó enfermo, su mujer le ayudó mucho en el gobierno. Los dos juntos tenían como meta trabajar bien ay a gusto por el bien de los ciudadanos, hasta derramar su sangre – si era preciso – con tal de evitar lo que parecía una guerra inevitable. Se esforzaron mucho por consolar y ayudar a los afligidos y desgraciados.. Como testimonio de todo lo que hacían con los pobres, baste el testimonio que de ellos da François Sforza, duque de Milán:"Por todos sitios se dice que es mejor ser rico que pobre, salvo en casa de mi hermano Amadeo, que pone en primer lugar a los pobres y a los ricos en segundo". Los mejores momentos de la jornada eran los que dedicaba a la oración. Cuando le hablaban de sus comidas parcas, solía responder:" A cada uno su régimen; el ayuno es el que conviene más a la salud". Le molestaba mucho oír juramento de Dios en falso. Incluso ponía multas a quienes lo decían. Su hermano Sforza hacía otro tanto en Milán. Cuando le venían pruebas de distinta índole, decía:"Alegraos, os lo ruego. ¿No son la cruz y la humillación las que nos dan el acceso al reino de Dios?". Cuando supo por su enfermedad que sus días en la tierra tocaban a su fin, recomendó a todos que practicasen la justicia y que amaran a los pobres. ¡Felicidades a quien lleve este nombre!

Zosimo de Siracusa, Santo
Obispo, Marzo 30
Zosimo de Siracusa, Santo
Zosimo de Siracusa, Santo

Obispo de Siracusa

Los padres del santo fueron terratenientes sicilianos, que dedicaron a su pequeño hijo al servicio de Santa Lucía y lo colocaron, a la edad de siete años, en un monasterio que llevaba el nombre de la santa, cerca de su hogar. Allí su principal ocupación fue la de cuidar las reliquias de la santa, tarea que no iba con la manera de ser del niño acostumbrado a la vida de campo, llegando a escapar del convento. Fue devuelto con humillación y tras soñar con San Lucía -quien tenia un semblante de enojo- y ver a la Santísima Madre interceder por él, Zósimo prometió que nunca haría de nuevo tales cosas, adaptándose a la vida del claustro. Durante 30 años vivió casi olvidado; al morir el abad de Santa Lucía, recayó en el obispo de Siracusa designar al nuevo abad, quien eligió a Zósimo, siendo ordenado luego unos días después como sacerdote. El santo gobernó el monasterio con tal sabiduría, amor y prudencia que superó a todos sus predecesores y a todos sus antecesores. Cuando la sede de Siracusa quedó vacante, el Papa Teodoro designó a Zósimo y lo consagró. Durante su episcopado, el santo fue notable por su celo en la enseñanza del pueblo y por su generosidad con los pobres. San Zósimo murió alrededor del año 660, a la edad de 90 años.
María Restituta Kafka, Beata
Virgen y mártir, Marzo 30
María Restituta Kafka, Beata
María Restituta Kafka, Beata
Nacida el 1 de mayo de 1894 en la República Checa, ingreso a la Congregación de las Hermanas Franciscanas de la Caridad Cristiana en 1914, se desempeño como enfermera en hospitales públicos, y en 1942 fue tomada prisionera por el régimen nacionalsocialista (Nasi), por difundir la fe católica, los símbolos de la fe y el patriotismo. De la homilía de Juan Pablo II en la misa de beatificación (Viena, 21-VI-1998) Sor Restituta Kafka no había alcanzado aún la mayoría de edad cuando expresó su intención de entrar al convento. Sus padres se opusieron, pero la joven permaneció fiel a su objetivo de ser religiosa «por amor a Dios y a los hombres». Quería servir al Señor especialmente en los pobres y los enfermos. Ingresó en la congregación de las religiosas Franciscanas de la Caridad Cristiana para seguir su vocación en el servicio diario del hospital, a menudo duro y monótono. Auténtica enfermera, en Mödling se convirtió pronto en una institución. Su competencia como enfermera, su eficacia y su cordialidad hicieron que muchos la llamaran sor Resoluta y no sor Restituta. Por su valor y su entereza no quiso callar ni siquiera frente al régimen nacionalsocialista. Desafiando las prohibiciones de la autoridad política, sor Restituta colgó crucifijos en todas las habitaciones del hospital. El miércoles de Ceniza de 1942 fue detenida por la Gestapo. En la cárcel comenzó para ella un calvario, que duró más de un año y que concluyó en el patíbulo. Sus últimas palabras fueron: «He vivido por Cristo; quiero morir por Cristo». Contemplando a la beata sor Restituta, podemos vislumbrar a qué cimas de madurez interior puede ser conducida una persona por Dios. Puso en peligro su vida con su testimonio del Crucifijo. Y conservó en su corazón el Crucifijo, dando un nuevo testimonio de él poco antes de ser llevada a la ejecución capital, cuando pidió al capellán de la cárcel que le hiciera «el signo de la cruz sobre la frente». Muchas cosas nos pueden quitar a los cristianos. Pero la cruz como signo de salvación no nos la dejaremos arrebatar. No permitiremos que sea desterrada de la vida pública. Escucharemos la voz de la conciencia, que dice: «Es preciso obedecer a Dios antes que a los hombres» (Hch 5,29). Texto reproducido con autorización de Vatican.va
Leonardo Murialdo, Santo
Fundador, Marzo 30
Leonardo Murialdo, Santo
Leonardo Murialdo, Santo
Leonardo Murialdo no es un hombre lejano: nace en Turín (Italia) el 26 de octubre de 1828 y muere en la misma ciudad el 30 de marzo de 1900. Es una persona dulce y noble, un hermano que se entrega todo a otros hermanos que no tienen casa y familia, que están solos y sin cariño, que non conocen a Dios. A los 17 años, después de una crisis religiosa, decide consagrarse a Dios y en 1851 recibe la ordenación sacerdotal. Es el cura de los barrios pobres, el apóstol de los pequeños limpiachimeneas, de los chicos de la calle, de los encarcelados, de los jóvenes obreros. Piensa en la formación profesional de los jóvenes, en su capacitación para el mundo adulto y obrero. En 1866 acepta dirigir el colegio "Artesanitos", una institución para chicos pobres y huérfanos. Dócil a la voluntad de Dios y para dar continuidad a su misión educativa, el 19 de marzo de 1873 dio vida a la Congregación de San José (Josefinos de Murialdo), formada por sacerdotes y laicos. La pedagogía de san Leonardo se puede resumir "en el espíritu de dulzura, de paciencia y de familiaridad, porque éste es el secreto para realizar el bien entre los niños y los jóvenes". Este estilo educativo encuentra su fuente en el amor misericordioso de Dios que Murialdo experimentó desde su juventud. Todo esto se puede resumir en el vivir con los niños y jóvenes como "amigo, hermano y padre". Hoy los Josefinos de Murialdo continúan en la Iglesia su amor hacia los niños y los jóvenes en los centros juveniles, colegios, casa-hogar, parroquias, misiones... Están presentes en varios países de América Latina, de Europa y de Africa. El 3 de mayo de 1970 Leonardo Murialdo es proclamado santo por el Papa Pablo VI. Su fiesta se celebra el 30 de Marzo, los salesianos lo festejan el 18 de Mayo.
Ludovico de Casoria, Beato
Franciscano, Marzo 30
Ludovico de Casoria, Beato
Ludovico de Casoria, Beato
Ludovico de Casoria, sacerdote profeso de la Orden de los Frailes Menores, fundador de la Congregación de los hermanos de la Caridad, llamados “Bigi”, y de la Congregación de las religiosas Franciscanas de Santa Isabel, llamadas “Bigie”, empeñó su vida en obras de caridad, asistencia y promoción en favor de los enfermos y los pobres, así como en proyectos misioneros. Nació en 1814 y murió en Nápoles el año 1885. Ludovico (en el siglo, Arcángelo Palmentieri) nació en Casoria (Nápoles) el 11 de marzo de 1814 y fue bautizado al día siguiente. Atraído por los Frailes Menores del vecino convento de San Antonio en Afragola (Nápoles), entró en el convento de San Juan del Palco en Taurano (Avellino) el 17 de junio de 1832. Recibió la ordenación sacerdotal el 4 de junio de 1837. En 1847, mientras oraba, el Señor le indicó el nuevo camino que debía recorrer, al servicio de los pobres y los enfermos. A ellos, convertido en hombre nuevo, dedicó sus primeros cuidados: en su celda del convento de San Pedro en Aram, Nápoles, montó una farmacia para los frailes enfermos. Más tarde adquirió una quinta, llamada La Palma, donde creó una enfermería para los frailes. Allí quiso que estuviera también la sede de la Obra de los «Moretti», que, en sus planes de evangelización misional, debía servir para educar a los jóvenes africanos y hacerlos apóstoles de África (África convertirá al África). Con la misma finalidad misionera, dio vida después a la Obra de las «Morette», que encomendó a las Hermanas Estigmatinas de la sierva de Dios Anna Fiorelli Lapini. Creó diversas obras asistenciales: asilos para ancianos, convictorios, escuelas, colonias agrícolas, hospicios, montes de piedad, tipografías... En su inmenso deseo de hacer el bien, promovió también la cultura, que consideraba como la vía para la fe y medio de promoción humana, poniendo en marcha modernas iniciativas culturales, como un observatorio meteorológico, cinco revistas, la traducción al italiano de las Obras de san Buenaventura, una edición de bolsillo de la Biblia, etc. Circundado de gran fama de santidad, el padre Ludovico concluyó su misión terrena en Nápoles, en el Hospicio Marino (último creada por él, en pro de los marineros ancianos), el 30 de marzo de 1885, Lunes Santo. Allí reposan sus restos mortales desde 1887, bajo la custodia de sus hijas espirituales, las Hermanas Elisabetinas Grises (“Elisabettine Bigie”), que había fundado en 1862. El 12 de agosto de 1885, pasados apenas 135 días de su tránsito, se abría en Nápoles el proceso canónico para su beatificación. Sus virtudes heroicas fueron solemnemente reconocidas por el Papa Pablo VI el 13 de febrero de 1964. El milagro para su beatificación, obrado en Salerno el 2 de abril de 1885 en favor de sor Luisa Capecelatro, Hija de la Caridad, fue aprobado el 11 de julio de 1992 por Juan Pablo II, quien lo beatificó el 18 de abril de 1993.
SÃO QUIRINO (*)
São Quirino, militar, tribuno, mártir e santo, nascido em Roma e martirizado em 132, junto com sua filha Santa Balbina. É festejado no dia 30 de março.

Sua vida nos foi trazida, principalmente, pelo teatro medieval. É citado na obra "ss. Balbinae et Hermetis".

Quirino vivia como fiel funcionário do Império Romano, matava cristãos, prendia-os e investigava-os. Quando Alexandre I apareceu milagrosamente em sua casa para visitar Hermes, um prefeito convertido, e curou sua filha, converteu- se ao cristianismo, sendo batizado pelos sacerdotes Evêncio e Teódulo.

Em 132, provavelmente no dia 30 de março, foi arrastado com a filha por ordem do Imperador Adriano e, com barbaridade, cortaram- lhe a cabeça. Devido a sua bravura diante da morte e por ter morrido em nome da fé, foi elevado, pelos hagiógrafos, à categoria de mártir e santo.

Está sepultado, ao lado da filha, num antigo cemitério entre as vias Ápia e Ardeatina, denominado Cemitério Santa Balbina.

É considerado protector das pernas, contra a paralisia e afecções. (*)

(*) Esta biografia foi recolhida através da Wikipédia, lista de santos

http://es-catholic.net/santoral

http://peque-semillitas.blogspot.com

http://wikipedia.com

Recolha feita por

António Fonseca

S. PAULO (Fl 4, 4-9)

«Fazei tudo sem murmurações nem discussões, para serdes irrepreensíveis e íntegros, filhos de Deus sem mancha, no meio de uma geração perversa e corrompida; nela brilhais como astros no mundo, conservai a palavra da vida, pois para mim será um motivo de glória para o dia de Cristo, por não ter corrido em vão nem me ter esforçado em vão. Alegrai-vos sempre no Senhor! De novo o digo: Alegrai-vos! Deixai que a vossa bondade seja conhecida por todos. O Senhor está próximo. Por nada vos deixeis inquietar; pelo contrário, em tudo, pela oração e pela prece, apresentai os vossos pedidos a Deus em acções de graças. Então a paz de Deus, que ultrapassa toda a inteligência, guardará os vossos corações e os vossos pensamentos em Jesus Cristo.
Ámen. Ámen. Ámen».
Palavras de S. Paulo (Fl 4, 4-9) inseridas no livro "Paulo de Tarso na estrada de Damasco" precisamente na sua parte final, que acabei de ler exactamente há poucos minutos. Este livro foi publicado pela Editorial Presença e a sua autoria é de Walter Wangerin e faz parte da colectânea "Grandes Narrativas" e pessoalmente considero-o muito bom. António Fonseca