OS MEUS DESEJOS PARA TODOS

RecadosOnline.com

sexta-feira, 24 de abril de 2009

MARCOS, Santo (e outros)-25-ABRIL

Marcos, Santo
Evangelista, Abril 25
Marcos, Santo
Marcos, Santo

Evangelista

Patrono dos advogados, notários, artistas de vitrais, cativos, de Egipto, Veneza, contra a impenitência e as picadas de insectos. S. Marcos é judeu de Jerusalém, acompanhou a S. Paulo e a Barnabé, seu primo, a Antioquia na primeira viagem missionária destes (Actos 12, 25); também acompanhou Paulo a Roma. Separou-se deles em Perga e regressou a sua casa. (Actos 13,13). Não sabemos as razões dessa separação mas sabemos que houve uma separação posterior entre S. Paulo e Barnabé, quando S. Paulo recusou aceitar a S. Marcos. Barnabé se enjoou tanto que rompeu sua associação missionária com S. Paulo e foi para Chipre com Marcos (Actos 15,36-39). Anos mais tarde S. Paulo e S. Marcos voltaram a unir-se na viagem missionária. Foi discípulo de S. Pedro e intérprete do mesmo em seu Evangelho, o segundo Evangelho canónico (o primeiro a escrever-se). S. Marcos escreveu em grego com palavras simples e fortes. Por sua terminología se entende que sua audiência era cristã. Seu Evangelho contém história e teología. Se debate a data em que o escreveu, que talvez tenha sido na década 60-70 AD. Junto com Pedro foi a Roma. S. Pedro por sua parte se refería a S. Marcos como "meu filho" (1P 5,13).Às vezes o Novo Testamento o chama João Marcos (Actos 12,12).Evangelizou e estabeleceu a Igreja em Alexandria, fundando ali sua famosa escola cristã. Morreu mártir aprox. em 25 de Abril de 68 AD em Alexandria e suas reliquias estão na famosa catedral de VenezaSeu símbolo é o leão alado.
Aniano, Santo
Bispo de Alexandría, Abril 25
Aniano, Santo
Aniano, Sant

Bispo de Alexandría

Etimologicamente significa “consagrado à deusa Anna Perenna, deusa da lua ou do ano”. Também os sapateiros vão ao céu. Pertenceu ao primeiro século da vida cristã. Juramentava a cada instante, sobretudo quando as coisas não iam muito bem no seu trabalho ou se encontrava com gente que não lhe caía bem ou lhe havia feito ou dito algo que não gostasse.
Não jurava por Júpiter, Hércules ou os demais deuses pagãos, senão pelo grande Deus do céu. Contam que s. Marcos evangelista o escutou uma vez. Foi a sua sapataria para arranjar os sapatos. E enquanto os arranjava, espetou a agulha no dedo.
E como era habitual, já que era un home malfadado, começou a blasfemar.
Marcos, emvez de o deixar e sair fugindo, acercou-se dele, curou o dedo ferido e o tranquilizou.
Este foi o começo para que s. Marcos começa-se a falar do Deus único e verdadeiro com seu amigo. Deu-lhe a primeira e longa lição de tudo quanto havia feito o Senhor Jesus Cristo com o homem. Este foi simplesmente a origem de sua conversão ao cristianismo. Después siguió las lecciones y sobre todo, vivía todo cuanto le dijo el apóstol. A tan alto grado llegó su seguimiento de Cristo que, al verlo tan bueno y tan entregado al apostolado que había aprendido del evangelista, lo nombraron obispo de Alejandría. Ya Marcos lo había nombrado su vicario cuando se encontraba fuera. Al morir san Marcos, fue él quien ocupó la sede episcopal de Alejandría durante 18 años y siete meses. Otras fuentes hablan de él como un señor noble al que san Marcos nombró obispo. San Epifanio nombra en sus libros que una iglesia de Alejandría se levantó en su honor. ¡Felicidades quien lleve este nombre!
Herminio de Lobbes, Santo
Abade e Bispo, Abril 25
Herminio de Lobbes, Santo
Herminio de Lobbes, Santo

Abade e Bispo

Etimológicamente significa “soldado”. Vem da língua alemã.Uma humilde oração de abandono também permanece sempre muito simples sem pretender nada. Em qualquer idade, ¿quem não se surpreende a sí mesmo dizendo: escuta, escuta minha oração de criança? E seguem os combates quotidianos. Luta e contemplação se unem.Este jovem nasceu en Laon, França, a finais do século VII.Seus pais eram ferventes cristiãos. O educaram no zelo apostólico e, quando teve a idade requerida, foi para o mosteiro de Lobbes. Estudió profundamente la Sagrada Escritura simultáneamente con las ciencias profanas. Se distinguió por su amor a la pureza de costumbres. El obispo, viendo sus buenas cualidades, lo ordenó de sacerdote. Con el tiempo, llegó a ser abad del monasterio durante muchos años, destacando entre sus hermanos los monjes, como un verdadero santo. Toda su actividad la desplegaba haciendo el bien a los necesitados, los preferidos del Evangelio. Convirtió el monasterio en una auténtica casa de acogida y de hospitalidad. Dios le concedió el don de la profecía. De esta forma, anunció la victoria de Carlos Martel en la batalla del 21 de marzo del año 717; la dominación de Pipino el Breve sobre los franceses; la muerte de Radbode, jefe de los frisones y otras tantas. Viendo que llegaba el día de su muerte, la recibió con dulzura y amabilidad. Como si fuera su hermana. Esto ocurría en el año 737. ¡Felicidades a quien lleve este nombre!

Juan (Giovanni) Piamarta, Beato
Fundador, Abril 25
Juan (Giovanni) Piamarta, Beato
Juan (Giovanni) Piamarta, Beato

Fundador do Instituto Artigianelli e da Congregação da Sagrada Familia de Nazaret

Em 12 de Outubro de 1997 , S.S. João Paulo II, depois de uma rigorosa investigação e um minucioso processo canónico, adjudicou a Giovanni Piamarta a honra dos altares nomeando-o beato. O Beato Giovanni Battista Piamarta, nascido em Brescia em 1841 duma familia pobre artesã, se sentirá impulsionado a abraçar a causa dos órfãos e dos jóvens não só pela indigência infantil, senão também pela filantropía evangélica e pelo espírito de León XIII, o Papa dos operários e da "Rerum Novarum" (1891).
Debía poseer una excepcional sutileza selectiva, aquel Don Pancracio Pezzana, párroco de Vallio, que apreció los requisitos vocacionales de aquel muchacho, que emprendería la cartea eclesiástica sin ningún propósito calculador, sino con la única pasión de hallar la felicidad en el servicio gratuito a los últimos. El nunca querría elevarse al rol de protagonista en la compleja realidad eclesiástica bresciana. La Divina Providencia lo había esignado "manager" de la caridad y de la sociabilidad, tras de los turineses Don Bosco y Murialdo y del bresciano Pavoni, de quien, bajo cierto aspecto, recogerá la herencia. Los hombres lo hubiesen querido como un artesano perfecto, ojalá peluquero como lo fuera el padre, o colchonero refinado al estilo de Zanolini. Otras voces evangélicas, otras instancias desde lo alto y desde abajo lo llamaron a su auténtica vocación humanitaria. Puesto a prueba por la indigencia familiar y por la muerte prematura de la extraordinaria madre, se templó sin lloriqueos en el brioso ambiente del Oratorio bresciano, donde un innato anticonformismo y una espontánea religiosidad fueron canalizados por el camino de una sólida formación católica. A imagen y semejanza de Don Bosco, él se inserta en el contexto de su tiempo y percibe las exigencias de la clase obrera y campesina en el período final del siglo XIX. En el andar de este hombre, falto de títulos académicos, pero doctorado en amor, hallamos un ejército de personas, de las cuales no podemos prescindir: Mons. Bonomelli, obispo de Cremona, había sido su profesor de teología y lo había ayudado a romper el pequeño "guetto" de sacristía para mirar "en grande" los problemas del hombre; Mons. Pietro Capretti, el "leader" del movimiento católico bresciano, que le inspiró varios proyectos y no le regaló sólo buenos consejos, sino también conspicuas ayudas económicas; y luego el grupo de laicos comprometidos como Giuseppe Tovini, Giorgio Montini, padre de Paulo VI, y Luigi Bazoli, a los cuales probablemente el P. Piamarta debe no sólo el apoyo económico, sino también una equilibrada selección de fidelidad creativa a las reglas de la Santa Sede (piénsese en la feliz fórmula "preparación en la abstención"). Siguiendo la huella del venerable Pavoni, cuya obra providencial para los aprendices se había derretido bajo el calor candente del anticlericalismo del "Risorgimento", el P. Piamarta creó hace cien años el Instituto Artigianelli (3 de diciembre de 1886). La iniciativa no bastó para su fervor de sociabilidad evangélica. La caridad cristiana es como el fuego, que salta de una rama a otra e incendia el bosque. En 1895, junto con Bonsignori, fundó la Colonia Agrícola de Remedello Sopra, que transformó una tierra casi árida como un desierto, en edén de fecundidad y bienestar. En mayo de 1902 el Padre de los "Artigianelli" (Pequeños Artesanos) es el fundador de la Sagrada Familia de Nazaret, la Congregación masculina destinada a recoger su herencia moral. Algunos años después, en pía solidaridad con Elisa Baldo, da inicio a las Humildes Siervas del Señor. Estas dos ramas religiosas, que se adecuaron a continuación con las normas del derecho canónico y se pusieron al día con la urgencia de los tiempos, mantienen viva la llama del P. Piamarta, que se dirige hacia los altares. Algunas memorias, aún todas por verificar, sostienen que en su curso de estudios no brillase por un alto coeficiente intelectual. Sin embargo, este cura de Ars bresciano fue un creador de cultura y emprendió afortunadas iniciativas en el campo tipográfico editorial, imprimiendo en su imprenta artesanal diarios y periódicos, monografías apologéticas y libros de formación de vasta resonancia, apoyando la propaganda de las sociedades obreras (¡la buena sangre no miente!). Su promocionalidad creativa ni siquiera rozó el rumor del dinero. Su obra se desarrolló bajo la insignia de la alegre pobreza franciscana. Afligido por una salud enfermiza se le pronosticó una corta vida. Llegó a los ?2 años y bajó a la tumba el 25 de abril de 1913, al cabo de un ritmo tan intenso de vida, que habría abatido constituciones más robustas. Tenía mente de padre y corazón de madre, fuerza de caudillo y dulzura digna de S. Francisco de Sales y alegría como la de S. Filippo Neri, el buen "Pippo" de los chistes y de las burlas. Un amigo. escritor, alérgico al agua santa y bien conocido por una historia de Italia de muy gustoso corte periodístico, hace algún tiempo desahogaba su malhumor, diciéndome: "La Iglesia está desahuciada: las ha hecho de demasiados colores". La réplica es fácil. Ninguna sociedad ha generado una galería tan tupida de benefactores de la humanidad como el catolicismo. Hombres como el P. Piamarta valen bastante más que una enciclopedia apologética. Su aventura humana es una apología viviente.
Pedro de San José Betancurt, Santo
Terceiro Franciscano de Guatemala, Abril 25
Pedro de San José Betancurt, Santo
Pedro de San José Betancurt, Santo
S. Pedro de São José Betancurt nasce em Vilaflor de Tenerife em 21 de Março de 1626 e morre em Guatemala em 25 de Abril de 1667. A distância no tempo não tapa a luz que emana de sua figura e que iluminou tanto a Tenerife como a toda a América Central desde aqueles remotos días da Colónia.
S. Pedro de San José Betancurt soube ler o Evangelho com os olhos dos humildes e viveu intensamente os Mistérios de Belém e da Cruz, os quais orientaram todo o seu pensamento e acção de caridade. Filho de pastores e agricultores, teve a graça de ser educado por seus pais profundamente cristãos; aos 23 anos abandonou sua nativa Tenerife e, depois de 2 anos, chegou a Guatemala, terra que a Providência havia assinalado para seu apostolado missionário.
Apenas desembarcado en el Nuevo Mundo, una grave enfermedad lo puso en contacto directo con los más pobres y desheredados. Recuperada inesperadamente la salud, quiso consagrar su vida a Dios realizando los estudios eclesiásticos pero, al no poder hacerlo, profesó como terciario en el Convento de San Francisco, en la actual La Antigua Guatemala, con un bien determinado programa de revivir la experiencia de Jesús de Nazaret en la humildad, la pobreza, la penitencia y el servicio a los pobres. En un primer momento realizó su programa como custodio y sacristán de la Ermita del Santo Calvario, cercana al convento franciscano, que se convierte en el centro irradiador de su caridad. Visitó hospitales, cárceles, las casas de los pobres; los emigrantes sin trabajo, los adolescentes descarriados, sin instrucción y ya entregados a los vicios, para quienes logró realizar una primera fundación para acoger a los pequeños vagabundos blancos, mestizos y negros. Atendió la instrucción religiosa y civil con criterios todavía hoy calificados como modernos. Construyó un oratorio, una escuela, una enfermería, una posada para sacerdotes que se encontraban de paso por la ciudad y para estudiantes universitarios, necesitados de alojamiento seguro y económico. Recordando la pobreza de la primera posada de Jesús en la tierra, llamó a su obra «Belén». Otros terciarios lo imitaron, compartiendo con el santo penitencia, oración y actividad caritativa: la vida comunitaria tomó forma cuando el Santo escribió un reglamento, que fue adoptado también por las mujeres que atendían a la educación de los niños; estaba surgiendo aquello que más tarde debería tener su desarrollo natural: la Orden de los Bethlemitas y de las Bethlemitas, aún cuando éstas sólo obtuvieron el reconocimiento de la Santa Sede más tarde. El Santo Hermano Pedro se adelantó a los tiempos con métodos pedagógicos nuevos y estableció servicios sociales no imaginables en su época, como el hospital para convalecientes.Sus escritos espirituales son de una agudeza y profundidad inigualables. Muere apenas a los 41 años el que en vida era llamado «Madre de Guatemala». A más de tres siglos de distancia, la memoria del «hombre que fue caridad» es sentida grandemente, viva y concreta, en su nativa Tenerife, en Guatemala y en todos los lugares donde se conoce su obra. El Hermano Pedro fue Beatificado solemnemente por S.S. Juan Pablo II el 22 de junio de 1980, y canonizado el 30 de julio de 2002 por el mismo Papa, en un acontecimiento de incalculable valor pastoral y eclesial para Guatemala y para toda América. Reproducido con autorización de Vatican.va
José Trinidad Rangel, Beato
Sacerdote e Mártir, Abril 25
José Trinidad Rangel, Beato
José Trinidad Rangel, Beato
Nasceu no rancho "El Durazno", da cidade de Dolores Hidalgo, Guanajuato, em sábado 4 de Junho de 1887,no seio de uma família cristã humilde.
Sendo muito jovem sentiu a vocação ao sacerdócio, mas devido à escassez de recursos económicos de seus padres teve que adiar sua entrada no seminário até aos vinte anos.
Ingressou no seminário como aluno gratuito e externo em 1909, concedendo-lhe uma beca por sua aplicação ao estudo, que lhe permitiu viver como seminarista interno. Em 13 de abril de 1919 recebeu a ordenação sacerdotal.
O primeiro destino como sacerdote foi o de adstrito à paróquia do Sagrario de León na qualidade de membro do Centro Catequístico de la Salle. Se refugiou na cidade de León, Guanajuato, por não cumprir com a lei civil de inscrever-se como sacerdote no registo do Governo.
Em León, vivendo como refugiado em casa das irmãs Alba, estabeleceu amizade com o P. Andrés Solá, (ver sua biografia, a seguir a esta) refugiado como ele, com quem compartilhava seus temores e dificuldades, e em quem encontrou uma ajuda na sua vivência sacerdotal. Sabedor de sua vocação e opção, recusou o oferecimento de seu irmão Agostinho a deixar o país e refugiar-se nos Estados Unidos, preferindo aceitar o oferecimento de seu superior eclesiástico de ir a celebrar clandestinamente os ofícios da Semana Santa às hermãs Mínimas de S. Francisco del Rincón, onde foi detido e trasladado para o comando antes de sofrer o martírio.
Como sacerdote destacou por sua modéstia, humildade, simplicidade e zelo pela salvação das almas. Com intrepidez evangélica, desempenhou seu ministério, sem negar em nenhum momento sua condição sacerdotal ainda que isso significasse o encarceramento e a morte.
Foi fuzilado em 25 de abril de 1927 e beatificado em 20 de Novembro de 2005 por S.S. Bento XVI. Reproduzido com autorização de Vatican.va
Andrés Solá e Molist, Beato
Sacerdote e Mártir, Abril 25
Andrés Solá y Molist, Beato
Andrés Solá y Molist, Beato
Nasceu em 7 de Outubro de 1895 na aldeia conhecida com o nome de Can Vilarrasa, situada no município de Taradell, paróquia de Santa Eugénia de Berga, provincia de Barcelona, diocesie de Vich, Espanha. Foi o terceiro filho de uma família numerosa composta de onze irmãos e os pais, que eram agricultores. Ao escutar a pregação de um missionário claretiano no povo de Sentforas, le e seu irmão Santiago sentiram a vocação religiosa e entraram no seminário que os missionários tinham en Vich. Recebeu a ordenação sacerdotal em 23 de Setembro de 1922 na capela do palácio episcopal de Segóvia, Espanha. Durante um ano esteve preparando-se para o ministério da pregação em Aranda do Douro.
Terminado o curso de preparação recebeu seu destino, México, chegando junto com outros cinco claretianos a Veracruz em 20 de Agosto de 1923. Oito dias mais tarde chegou à capital e visitou o santuário de Nossa Senhora de Guadalupe, pondo debaixo da sua protecção o seu ministério sacerdotal. No México desempenhou diversos ofícios. Em Dezembro de 1924 recebeu, junto com seus irmãos de comunidade de León, a notícia das leis anticatólicas e anticlericais do presidente Calles, optando por refugiar-se numa casa amiga, a das irmãs Josefina e Jovita Alba, para evitar a expulsão do país. Em Março de 1927, receando a perseguição religiosa, obedecendo ao superior local, p. Fernando Santesteban, deixou León e foi para o México, D.F., onde esteve uns quantos dias, regressando com a permissão do superior provincial para residir en León e exercer ali seu ministério missionário. Aos poucos dias de haver chegado, em 23 de abril o superior da comunidade entregou-lhe uma carta em que lhe comunicava a existência de uma ordem de detenção contra ele e lhe convidava a suspender toda a actividade, a fugir ou a esconder-se, e a mudar de domicílio. Não lhe deu importância a dita carta, considerando que nada de mal lhe podería acontecer, sendo detido no dia seguinte.
Uma detenção que não foi fruto de sua imprudência, senão da ingenuidade de duas senhoras que tratando de fazer o bem, não se lhes ocorreu tomar as precauções necessárias após sua visita ao quartel, onde pediram a liberdade para o P. José Trinidad Rangel (VER BIOGRAFIA ACIMA). Quando entraram os soldados na casa das irmãs Alba não reconheceram o p. Solá como sacerdote, só após a revista efectuada a sua habitação descobriram uma fotografia em que estava dando a primeira Comunhão a uma menina. Em nenhum momento negou sua condição sacerdotal, mas confessou seu nome e condição, sendo suficiente para detê-lo junto com Leonardo Pérez, que se encontrava no oratório da casa.
Foi levado ao comandante militar, último lugar terreno antes de abraçar a palma do martírio e contemplar a Cristo, era o 25 de abril de 1927. Foi beatificado em 22 de Junho de 2004 por S.S. Bento XVI.
Reproduzido com autorização de Vatican.va
Leonardo Pérez Lários, Beato
Laico Mártir, Abril 25
Leonardo Pérez Lários, Beato
Leonardo Pérez Lários, Beato
Nasceu em 28 de Novembro de 1883 em Lagos de Moreno, Jalisco. Foi o terceiro filho dos onze que tiveram seus pais. Filho de uma familia simples, recebeu uma boa educação cristã no seio de sua familia. Com a morte de seu pai a família mudou-se para León. Quis contrair matrimónio, desistindo de o fazer pela oposição que encontrou na familia da noiva. Quis ser religioso, mas resultou impossível por ter a seu cargo a duas irmãs que não possuiam meios de subsistência, sendo ele que provia ao seu sustento e cuidado. Mas estes projectos irrealizados não o levaram a separar se da fé e da Igreja, apesar das dificuldades sociais pelas que estava passando e que afectavam aos fieis cristãos. Era uma pessoa que vivía intensamente sua vida cristã, com uma profunda devoção ao Santíssimo Sacramento e à Virgem Maria. Pertenceu a uma Congregação Mariana onde seus membros faziam voto de castidade e se reuniam semanalmente para fazer adoração ao Santíssimo Sacramento. Foi detidoem casa das irmãs Alba após participar na Eucaristía e na Hora Santa que o P. Andrés Solá (VER BIOGRAFIA ACIMA) havia organizado depois da celebração da santa missa. Os soldados ao vê-lo vestido de negro e com uma atitude muto devota, pois estava concentrado en sua meditação e acção de graças pela comunhão recebida, o tomaram por um sacerdote. Foram inúteis as aclarações realizadas pelo P. Solá e as pessoas que estavam nesse momento na casa em relação ao estado de vida de Leonardo. Quando lhe preguntaram sobre sua condição sacerdotal ele a negou, mas afirmou ser católico, apostólico e romano. Foi conduzido ao quartel e daí com seus dois companheiros ao martírio, sendo fuzilado em 25 de abril de 1927.
S.S. Bento XVI o beatificou em 20 de Novembro de 2005.
Reproducido con autorización de Vatican.va
http://es-catholic.net/santoral Recolha, transcrição e tradução parcial de António Fonseca

UM ANO COM SÃO PAULO (6)

CONTINUAÇÃO (6) Do livro "Um ano com São Paulo" da Editorial Missões - Cucujães, escrito pelo Pde. Januário dos Santos, com os textos bíblicos retirados da BÍBLIA SAGRADA, (tradução dos Monges de Maredsous) e publicado em Junho de 2008, passo a transcrever (com a devida vénia) alguns dos textos dos Actos dos Apóstolos e das Epístolas de S. Paulo, - ali inseridos - desde 19 de Abril:
Dias 1, 2, 3, 4, 5 de Fevereiro
BREVE ESTADIA EM BEREIA (Act. 17, 10-15)
Após o tumulto de Tessalónica, os irmãos conduziram Paulo e Silas para Bereia onde foram bem acolhidos mas onde se demoraram pouco tempo porque alguns judeus tessalonicenses foram agitar o povo de Bereia contra os apóstolos. Temia-se sobretudo pela segurança de Paulo que foi conduzido para Atenas tendo Silas e Timóteo permanecido ali mais algum tempo.
10 Logo que se fez noite, os irmãos enviaram Paulo e Silas para Bereia. Quando ali chegaram, entraram na sinagoga dos judeus. 11 Estes eram mais nobres do que os de Tessalónica e receberam a palavra com ansioso desejo, indagando todos os dias, nas Escrituras, se essas coisas eram de facto assim. 12 Muitos deles creram, como também muitas mulheres gregas da aristocracia e não poucos homens. 13 Mas os judeus de Tessalónica, sabendo que também em Bereia tinha sido pregada por Paulo a palavra de Deus, foram para lá agitar e sublevar o povo. 14 Então os irmãos fizeram que Paulo se retirasse e fosse até ao mar, ao passo que Silas e Timóteo ficaram ali. 15 Os que conduziam Paulo levaram-no até Atenas. De lá voltaram e transmitiram a Silas e Timóteo a ordem de que fossem ter com ele o mais cedo possível. Frase para recordar: Os judeus de Bereia receberam a palavra com ansioso desejo, indagando todos os dias, nas Escrituras, se essas coisas eram assim.
PAULO EM ATENAS (Act. 17, 16-21)
Quando regressaram de Atenas os que tinham escoltado Paulo, comunicaram a Silas e Timóteo que podiam ir juntar-se a Paulo que, entretanto, ia observando a cidade e falando com judeus, epicuristas e estóicos. Os atenienses procuravam, sempre novidades. Por isso, levaram-no ao Areópago.
16 Enquanto Paulo os esperava em Atenas, à vista da cidade entregue à idolatria, o seu coração enchia-se de amargura. 17 Disputava na sinagoga com os judeus e prosélitos, e todos os dias, na praça, com os que ali se encontravam. 18 Alguns filósofos epicuristas e estóicos conversavam com ele. Diziam uns: "Que quer dizer esse tagarela?" Outros: "Parece que é pregador de novos deuses." Pois anunciava-lhes Jesus e a Ressurreição. 19 Tomaram-no consigo e levaram-no ao Areópago, e perguntaram-lhe: "Podemos saber que nova doutrina é essa que pregas? 20 Pois o que nos trazes aos ouvidos parece-nos muito estranho. Queremos saber o que vem a ser isso." 21 Ora (como se sabe), todos os atenienses e os forasteiros que ali se fixaram não se ocupavam de outra coisa senão em dizer ou ouvir as últimas novidades. Frase para recordar: Podemos saber que nova doutrina é essa que pregas?
DISCURSO DE PAULO NA AREÓPAGO (Act. 17, 22-28)
Paulo enfrenta Atenas sozinho e pronuncia um belo discurso tendo como base o facto de ter encontrado um altar consagrado "A um Deus desconhecido". Afirma um único Deus, criador do mundo e do género humano, a partir de um só homem, fala da ânsia de todos em encontrar Deus, que está perto de cada homem, e cita o poeta grego Arato (o que para eles era o mesmo que para um judeu citar a Sagrada Escritura).
22 Paulo, em pé no meio do Areópago, disse: "Homens de Atenas, em tudo vos vejo muitissimo religiosos. 23 Percorrendo a cidade e considerando os monumentos do vosso culto, encontrei também um altar com esta inscrição A um Deus desconhedido. O que adorais sem o conhecer, eu vo-lo anuncio! 24 O Deus, que fez o mundo e tudo o que nela há, é o Senhor do céu e da terra, e não habita em templos feitos por mãos humanas. 25 Nem é servido por mãos de homens, como se necessitasse de alguma coisa, porque é ele quem dá a todos a vida, a respiraçao e todas as coisas. 26 E fez nascer de um só homem todo o género humano, para que habitasse sobre toda a face da terra. Fixou aos povos os tempos e os limites da sua habitação. 27 Tudo isso para que procurem a Deus e se esforcem por encontrá-lo como que às apalpadelas, pois na verdade ele não está longe de cada um de nós. 28 porque é nele que temos a vida, o movimento e o ser, como até alguns dos vossos poetas disseram: 'Nós somos também da sua raça' "... Frase para recordar: O que adorais sem o conhecer, eu vo-lo anuncio!
O OBSTÁCULO - a RESSURREIÇÃO (Act. 17, 29-34)
Toda a história passada foi de ignorância. Por isso, o homem é chamado ao arrependimento em vista ao julgamento de Deus pelo ministério de um homem, Jesus, que Deus ressuscitou dos mortos. Ao ouvir falar de ressurreição muitos riram-se da sua afirmação enquanto outros, cortesmente, disseram que o escutariam para outra vez.
29 "Se, pois, somos da raça de Deus, não devemos pensar que a divindade é semelhante ao ouro, à prata ou à pedra lavrada por arte e génio dos homens. 30 Deus, porém, não levando em conta os tempos da ignorância, convida agora a todos os homens de todos os lugares a arrependerem-se. 31 Porquanto fixou o dia em que há-de julgar o mundo com justiça, pelo ministério de um homem que para isso destinou. Para todos deu como garantia disso o facto de tê-lo ressuscitado dentre os mortos." 32 Quando o ouviram falar de ressurreição dos mortos, uns zombavam e outros diziam: "A respeito disso ouvir-te-emos para outra vez." 33 Assim saiu Paulo do meio deles. 34 Todavia, alguns homens aderiram a ele e creram: entre eles, Dionísio, o areopagita e uma mulher chamada Dámaris; e com eles ainda outros. Frase para recordar: Deus convida todos os homens a arrependerem-se.
ESTADIA DE UM ANO E MEIO EM CORINTO (Act. 18, 1-12)
1 Depois disso, saindo de Atenas, Paulo dirigiu-se a Corinto. 2 Encontrou ali um judeu chamado Áquila, natural do Ponto e a sua mulher Priscila. Eles pouco antes haviam chegado de Itália, por Cláudio ter decretado que todos os judeus saíssem de Roma. Paulo uniu-se a eles. 3 Como exercessem o mesmo ofício, morava e trabalhava com eles. (Eram fabricantes de tendas). 4 Todos os sábados ele falava na sinagoga e procurava convencer os judeus e os gregos. 5 Quando Silas e Timóteo chegaram da Macedónia, Paulo dedicou-se inteiramente à pregação da palavra, dando aos judeus testemunho de que Jesus era o Messias. 6 Mas como estes o contradissessem e o injuriassem, ele, sacudindo as vestes, disse-lhes: "O vosso sangue caia sobre a vossa cabeça! Tenho as mãos inocentes. De agora em diante vou para o meio dos gentios." 7 Saindo dali, entrou em casa de um prosélito, chamado Tício Justo, cuja casa era contígua à da sinagoga. 8 Entretanto Crispo, o chefe da sinagoga, acreditou no Senhor com todos os da sua casa. Sabendo disto, muitos coríntios, ouvintes de Paulo, acreditaram e foram baptizados. 9 Numa noite, o Senhor disse a Paulo, em visão: "Não temas! Fala e não te cales. 10 Porque eu estou contigo. Ninguém se aproximará de ti para te fazer mal, pois tenho um numeroso povo nesta cidade." 11 Paulo deteve-se ali um ano e seis meses, ensinando-lhes a palavra de Deus. Frase para recordar: Não temas! Fala e não te cales!
Recolha e transcrição do livro UM ANO COM SÃO PAULO Pde Januário dos Santos Ed. Editorial Missões Cucujães-2008 António Fonseca

FIDEL (ou Fiel), Santo e outros-24-ABRIL

Fidel de Sigmaringen, Santo
Fidel de Sigmaringen, Santo

Sacerdote e Mártir

Martirológio Romano: São Fidel de Sigmaringen, presbítero e mártir, o qual, sendo advogado, decidiu entrar na Ordem dos Irmãs Menores Capuchinhos, levando uma vida observante de vigilias e oraçõess. Assiduo na pregação da Palavra de Deus, foi enviado à região de Recia para consolidar a verdadeira doutrina, e em Sevis, de Suiça, foi martirizado pelos hereges por causa da fé católica (1622). Etimologicamente: Fidel = Aquele que é digno de confiança, é de origem latinoa.
Nasceu em Sigmaringen, Alemanha, em 1577. Tenía una inteligencia muy vivaz y fue enviado a estudiar a la Universidad de Friburgo, donde obtuvo doctorado en ambos derechos, y luego llegó a ser profesor muy estimado de filosofía y letras. Durante seis años fue encargado de la educación de varios jóvenes de las familias principales de Suabia (Alemania), a los cuales llevó por varios países de Europa para que conocieran la cultura y el modo de ser de las diversas naciones. Sus alumnos se quedaban admirados del continuo buen ejemplo de su profesor en el cual no podían encontrar ni una palabra ni un acto que no fueran de buen ejemplo. Lo que los otros gastaban en cucherías él lo gastaba en dar limosnas. Como abogado, Fidel se dedicó a defender gratuitamente a los pobres que no tenían con qué costearse un defensor. Su generosidad era tan grande que la gente lo llamaba "El abogado de los pobres". Ya desde muy joven renunciaba a conseguir y estrenar trajes nuevos y el dinero que con eso ahorraba lo repartía entre las gentes más necesitadas. Jamás en su vida de estudiante ni en sus años de profesional tomó licor, ni nadie lo vio en reuniones mundanas o que ofrecieran peligro para la virtud. Sus compañeros de abogacía se admiraban de que este sabio doctor nunca empleaba palabras ofensivas en los pleitos que sostenía (y sus contrarios sí las usaban y muy terribles). Un día el abogado contrario a un pleito, le ofreció en secreto una gran cantidad de dinero, con tal de que arreglaran los dos en privado y se le diera la victoria al rico que había cometido la injusticia. Fidel se quedó aterrado al constatar lo fácil que es para un abogado el prestarse a trampas y vender su alma a Satanás por unas monedas como lo hizo Judas. Y dispuso dejar la abogacía y entrar de religioso capuchino. Tenía 35 años. Dividió sus importantes riquezas en dos partes: la mitad la repartió a los pobres, y la otra mitad la dio al Sr. Obispo para que hiciera un fondo para costear los estudios a seminaristas pobres. Con razón le pusieron después esta leyenda debajo de su retrato:
¡Santo es Fidel, y fue abogado!, Obra del poder Divino. Mucho le costó ser capuchino y morir después martirizado.
Habiendo sido tan rico y tan lleno de comodidades se fue a vivir como el más humilde y pobre fraile capuchino. Le pedía constantemente a Dios que lo librara de la tibieza
Fidel de Sigmaringen, Santo
Fidel de Sigmaringen, Santo
(ese vicio que lo hace a uno vivir sin fervor, ni frío ni caliente, descuidado en sus deberes religiosos y flojo para hacer obras buenas) y le suplicaba a Nuestro Señor que no lo dejara perder el tiempo en inutilidades y que lo empleara hasta lo máximo en propagar el Reino de Dios. Le gustaba repetir la famosa frase de San Bernardo: "Sería una vergüenza que habiendo sido coronado de espinas mi Capitán Jesucristo, en cambio yo que soy su soldado, viviera entre comodidades y sin hacer sacrificios". En Friburgo consiguió la conversión de muchos protestantes. Y la gente se quedó admirada cuando llegó la peste del cólera, pues se dedicaba de día y de noche a asistir gratuitamente a todos los enfermos que podía. Su austeridad o dominio de sí mismo, era impresionante. Su fervor en la oración y en la Santa Misa conmovían a los que lo acompañaban. Las gentes veían en su persona a una superioridad interior que les impresionaba. Su predicación conseguía grandes frutos porque era sencilla, clara, fácil, práctica, suave y amable, pero acompañada por la unción o fuerza de conmover que proviene de quien antes de predicar reza mucho por sus oyentes y después de la predicación sigue orando por ellos. Era tal el atractivo de sus sermones que hasta los mismos herejes iban a escucharlo. Pero este atractivo fue el que llenó de envidia y rabia a sus opositores y los llevó a escogerlo a él, entre todos los compañeros de misión, para martirizarlo. Hay algo que a los santos les falla de manera impresionante, es la "prudencia simplemente humana", ese andar haciendo cálculos para no excederse en desgastarse por el Reino de Dios. Los santos no se miden. Ellos se enamoran de Cristo y de su religión y no andan dedicándose a darse a cuenta gotas, sino que se entregan totalmente a la misión que Dios les ha confiado. Y esto le sucedió a Fidel. Cada poco le llegaban tarjetas como esta: "Recuerde que está predicando en tierras donde hay muchos protestantes, evangélicos, calvinistas y demás herejes. No hable tan claro en favor de la religión católica, si es que quiere seguir comiendo tranquilamente su sopa entre nosotros". Pero él seguía incansable enseñando el Catecismo Católico y previniendo a sus oyentes contra el peligro de las sectas de evangélicos y demás protestantes. Tenía que prevenir a sus ovejas contra los lobos que acaban con las devociones católicas. Al saber en Roma los grandes éxitos del padre Fidel que con sus predicaciones convertía a tantos protestantes, lo nombraron jefe de un grupo de misioneros que tenían que ir a predicar en Suiza, nido terrible de protestantes calvinistas. Lo enviaba la Sagrada Congregación para la Propagación de la fe. En la ceremonia con la cual lo despedían solemnemente al empezar su viaje hacia Suiza, Fidel dijo en un sermón: "Presiento que voy a ser asesinado, pero si me matan, aceptaré con alegría la muerte por amor a Jesucristo y la consideraré como una enorme gracia y una preferencia de Nuestro Señor. Pocos días antes de ser martirizado, al escribir una carta a su lejano superior, terminaba así su escrito: "Su amigo Fidel que muy pronto será pasto de gusanos". Al llegar a Suiza empezó a oír rumores de que se planeaba asesinarlo porque los protestantes tenían gran temor de que muchos de sus adeptos se pasaran al catolicismo al oírlo predicar. Al escuchar estas noticias se preparó para la muerte pasando varias noches en oración ante el Santísimo Sacramento, y dedicando varias horas del día a orar, arrodillado ante un crucifijo. La santidad de su vida lo tenía ya bien preparado para ser martirizado. El domingo 24 de abril, se levantó muy temprano, se confesó y después de rezar varios salmos se fue al templo de Seewis, donde un numeroso grupo de protestantes se había reunido con el pretexto de que querían escucharlo, pero con el fin de acabar con él. Al subir al sitio del predicador, encontró allí un papel que decía: "Este será su último sermón. Hoy predicará por última vez". Se armó de valor y empezó entusiasta su predicación. El tema de su sermón fue esta frase de San Pablo: "Una sola fe, un solo Señor, un solo bautismo" (EF. 4,5) y explicó brillantemente cómo la verdadera fe es la que enseñan los católicos, y el único Señor es Jesucristo y que no hay varios bautismos como enseñan los protestantes que mandan rebautizar a la gente. Aquellos herejes temblaban de furia en su interior, y uno de los oyentes le disparó un tiro, pero equivocó la puntería. Fidel bajó del sitio desde donde predicaba y sintiendo que le llegaba el fin, se arrodilló por unos momentos ante una imagen de la Sma. Virgen. Quedó como en éxtasis por unos minutos, y luego salió por una pequeña puerta por la sacristía detrás del templo. Los herejes lo siguieron a través del pueblo gritándole: "Renuncie a lo que dijo hoy en el sermón o lo matamos". El les respondió valientemente: "He venido para predicar la verdadera fe, y no para aceptar falsas creencias. Jamás renunciaré a la fe de mis antepasados católicos." Aquel grupo de herejes, dirigidos por un pastor protestante, le gritaba: "O acepta nuestras ideas o lo matamos". El les contestó: "Ustedes verán lo que hacen. Yo me pongo en manos de Dios y bajo la protección de la Virgen Santísima. Pero piensen bien lo que van a hacer, no sea que después tengan que arrepentirse muy amargamente". Entonces lo atacaron con palos y machetes y lo derribaron por el suelo, entre un charco de sangre. Poco antes de morir alcanzó a decir: "Padre, perdónalos". Era el 24 de abril del año 1622. Dios demostró la santidad de su mártir, obrando maravillosos milagros junto a su sepulcro. Y el primer milagro fue que aquel pastor protestante que acompañaba a los asaltantes, se convirtió al catolicismo y dejó sus errores. El Papa Benedicto XIV lo declaró santo en 1746. San Fidel mártir: te encomendamos nuestros países tan plagados de ideas ajenas al Evangelio que le van quitando la devoción a nuestra gente y la van llevando al indiferentismo y a la herejía. Haz que a ejemplo tuyo se levanten por todas partes apóstoles Católicos valerosos y santos que prevengan al pueblo y no lo dejen caer en las garras de lobos que asaltan al verdadero rebaño del Señor. Si el grano de trigo cae a tierra y muere, produce mucho fruto. (Jesucristo).
María de Cleofás, Santa
Discípula de Jesus, Abril 24
María de Cleofás, Santa
María de Cleofás, Santa

Discípula de Jesus Tia de Nosso Senhor Jesus Cristo Mãe de Judas Tadeu, Santiago o Menor, Simão e José

Martirológio Romano: Em Jerusalém, comemora«ção das santas mulheres María de Cleofás e Salomé, que, junto com María Magdalena, muito de manhã do dia de Pascoa se dirigiram ao sepulcro do Senhor para ungir seu corpo e receberam o primeiro anúncio da Ressurreição (s. I).
Etimologicamente: María = Aquela senhora bela que nos guia, é de origem hebraica.
En los grandiosos acontecimientos de la Redención, durante el dramático epílogo sobre el Calvario, un coro silencioso y triste de “piadosas mujeres” espera un poco lejos que todo se haya terminado: “Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, la hermana de su madre, María de Cleofás y María de Magdala” dice el evangelista san Juan. Era el grupo de las que “lo seguían desde cuando estaba en Galilea para servirlo, y muchas otras que habían venido de Jerusalén junto con él”. Entre las espectadoras se encuentra, pues, la santa que hoy se venera, cuya continua y vigilante presencia cerca del Salvador le ha merecido un puesto particular en la devoción de los cristianos, más que su parentela con la Santísima Virgen y san José. A María de Cleofás –así llamada por el marido Clopa o Cleofás— comunmente se le considera la madre de los “hermanos del Señor” Santiago el Menor, apóstol y obispo de Jerusalén, y José. El historiador palestino Hegesipo dice que Cleofás era hermano de san José y padre de Judas Tadeo y de Simón. Este último fue elegido para suceder a Santiago el Menor en la sede episcopal de Jerusalén. La identificación de Alfeo con Cleofás llevó a algunos exegetas a considerar a María de Cleofás cuñada de la Virgen María, y madre de tres apóstoles. Cleofás (Alfeo)
María de Cleofás, Santa
María de Cleofás, Santa
es, además, uno de los discípulos que el día de la resurrección de Jesús, mientras iban hacia Emaús, fueron alcanzados por Jesús a quien reconocieron en la “fracción del pan”. Mientras el esposo se alejaba de Jerusalén, con el corazón lleno de melancolía y desilusión, la esposa María de Cleofás, siguiendo el impulso de su corazón, iba de prisa a la tumba del Redentor para rendirle el extremo homenaje de la unción ritual con varios ungüentos. En efecto, el viernes por la tarde se había quedado atrás con María Magdalena para ver “en dónde lo dejaban”. Dice el evangelista Marcos: “María la Magdalena y María, la madre de Santiago el menor y de José miraban dónde lo ponían”. Pasado el sábado, muy de mañana, mientras el marido regresaba a casa, María de Cleofás y las otras compañeras “compraron perfumes y fueron a hacerle las unciones”; pero el ángel les anunció: “No está aquí, ha resucitado”. A las piadosas mujeres, que fueron al sepulcro con sus ungüentos y con su dolor, les correspondió el privilegio de conocer las primeras la noticia de la resurrección: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?”. “Si Cristo no resucitó -dirá San Pablo- nuestra fe no vale nada y nosotros seríamos unos mentirosos… Pero Cristo resucitó y es la primicia de los otros que ahora duermen y resucitarán”. Esta alegre noticia se la llevaron a los “Doce y a todos los otros” unas pocas mujeres, entre ellas María de Cleofás. Sugerimos leer el Artículo Los hermanos de Jesús. In: es-catholic.net/santoral
Os irmãos de Jesus
É verdade que nos evangelhos se fala de «os irmãos e irmãs de Jesus».

En la Biblia leemos que los habitantes de Nazaret, hablando de Jesús, decían: «Este es el Hijo del Carpintero y su Madre es María, es hermano de Santiago, José, Simón y Judas, y sus hermanas también viven aquí entre nosotros.» (Mt. 13, 55-56) En otra parte de la Biblia leemos: «Un día Jesús estaba predicando y los que estaban sentados alrededor de él le dijeron: «Tu madre y tus hermanos están afuera y te buscan». (Mc. 3, 32) Los que no conocen bien la Biblia sacan de estos textos la precipitada y errónea conclusión de que María tuvo más hijos y que por tal razón no pudo haber quedado virgen, como creen los católicos. Muchos hermanos evangélicos hablan así, al parecer, no por amor a la verdad, sino simplemente para desorientar a los católicos y para que la gente sencilla abandone la verdadera fe en Cristo, en su Iglesia y en la Virgen María. En esta carta quiero explicarles cuán equivocadas están estas personas que piensan que Jesús tuvo más hermanos en el sentido estricto. 1) «Hermanos y hermanas» en el sentido bíblico Es verdad que en los evangelios se habla de «los hermanos y hermanas de Jesús». Pero eso no quiere decir que sean hermanos de sangre de Jesús, o hijos e hijas de la Virgen María. Jesús, en su tiempo, hablaba el idioma arameo (que es como un dialecto del hebreo) y en las lenguas arameas y hebreas se usaba la misma palabra para expresar los distintos grados de parentesco cercano, como «primo», hermano», «tío», «sobrino», «primo segundo»... Y para indicar estos grados de parentesco, simplemente, usaban la palabra «hermano o hermana.» Por ejemplo: Abhraham llama «hermano» a su sobrino Lot (Gén. 13, 8 y Gén 14, 14-16) Labán dice «hermano» a su sobrino Jacob (Gén. 29, 15). Es decir, en la Biblia no se usan las palabras «tío» o «sobrino», sino que a los que descienden de un mismo abuelo se les llama hermanos. Ahora bien, para evitar las confusiones, la Biblia usa varios modismos. Por ejemplo: si se trataba de hermanos verdaderos, hijos de una misma madre, se usaba la expresión: «Tu madre y los hijos de tu madre.» Esta era la única manera correcta de expresarse. En Mateo16, 17 se usa la expresión «Simón, hijo de Jonás» para decir que el papá de Simón es Jonás. En ningún lugar del Evangelio se habla de los hermanos de Jesús en sentido estricto, como «hijos de María». Por tanto en la Biblia no aparece ningún hermano de Jesús según la carne. En el Evangelio de Lucas leemos que Jesús subió a Jerusalén junto con María y José. El niño Jesús tenía ya 12 años. Este relato no menciona ningún hermano de Jesús en sentido estricto. Así el texto nos hace entender que Jesús es el hijo único de María. (Lc. 2, 41-52). Al momento de morir, Jesús confió su madre María al apóstol Juan, hijo de Zebedeo, precisamente porque María quedaba sola, sin hijos propios y sin esposo. Para los judíos una mujer que se quedaba sola era signo de maldición. Por eso Jesús confía María a Juan y también Juan a María. «Cuando Jesús vio a su madre, y de pie junto a ella al discípulo a quien él quería mucho, Jesús dijo a su madre: «Madre, ahí tienes a tu hijo. Luego le dijo al discípulo: Ahí tienes a tu madre. Y desde entonces ese discípulo la recibió en su casa» (Jn. 19, 26-27). 2) ¿Quiénes son «estos hermanos de Jesús»? La Biblia nombra a cuatro «hermanos» de Jesús (Mat. 13, 55-56). En Mt. 13, 55-56 encontramos los nombres de cuatro «hermanos» de Jesús: Santiago (o Jacobo), José, Simón y Judas. De estos cuatro hermanos de Jesús arriba mencionados, dos eran apóstoles: Santiago «el hermano del Señor» (Gál. 1, 19) es el apóstol Santiago «el Menor» (Mc. 15, 40), y Judas, «servidor de Jesucristo y hermano de Santiago». La madre del apóstol Santiago el Menor se llama María y esta María, madre de Santiago y José, estaba junto a la cruz de Jesús (Mc. 15, 40) y era «hermana de María la Madre de Jesús» (Jn. 19, 25) y tía de Jesús. Es la que el Evangelista llama María de Cleofás (Jn. 19, 25) Comparando los textos bíblicos entre sí, está claro que ni Santiago ni los otros tres nombrados «hermanos de Jesús» eran hijos de la Virgen María y José, sino primos hermanos de Jesús. Hagamos el árbol genealógico de las dos familias: «Padre» + madre = hijo (José + María =Jesús) Alfeo o Cleofás + María = hijos: Santiago, José, Simón y Judas. 3) Jesús es el hijo primogénito de María: Otros dicen que la Biblia nombra a Jesús como el «primogénito» o sea «el primer hijo de María» y eso es señal de que María tuvo más hijos. El hecho de que Jesús sea «primer hijo» no significa que la Virgen María tuviera más hijos después de Jesús; de ninguna manera quiere decir eso el Evangelio. «Y dio a luz a su primer hijo» (Lc. 2, 7) quiere decir que «antes de nacer Jesús, la Virgen no había tenido otro hijo». Y esto era muy importante para los judíos, porque siendo Jesús el primogénito, o sea, el primer hijo, quedaba consagrado completamente a Dios. (Ex. 13, 2). Y es que la Ley del Señor mandaba que el primer hijo fuera consagrado u ofrecido totalmente a Dios (Ex. 13, 12 y Ex. 34, 19). Por eso Jesús, por ser el primogénito o primer hijo ya desde su nacimiento quedaba ofrecido y consagrado totalmente al servicio de Dios. Esto, y no otra cosa, es lo que enseña el Evangelio al decir que Jesús fue el «primer hijo» (Primogénito) de la Virgen María. En ningún caso quiere decir el primero entre otros hermanos. 4) El uso de la palabra «hermano» en el sentido religioso Un día preguntó Jesús a sus discípulos: «¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos? Y mirando a los que estaban en torno a él añadió: Aquí están mi madre y mis hermanos. Porque todo el que hace la voluntad de Dios ese es mi hermano, mi hermana y mi madre» (Mt. 12, 49-50). Jesús fue el primero en utilizar la palabra «hermano» no en sentido carnal, sino en sentido figurado En el Evangelio de Juan (20, 17), Jesús llama a sus discípulos y apóstoles: «mis hermanos» y en la carta a los Hebreos (2, 11) todos los redimidos por Cristo son «sus hermanos.» Cristo es «el Primogénito de estos hermanos.» (Rom. 8, 29). En este sentido aparece la palabra «hermano» 160 veces en las cartas apostólicas del N. T. «Hermanos pues, en este sentido, hoy como ayer, son todos los que creen y aceptan a Jesús.» Y en esto los hermanos evangélicos son muy inconsecuentes porque en sus sermones usan a cada rato la expresión «hermanos» en sentido figurado (todo el mundo entiende que no se trata de hermanos carnales) Pero cuando se trata de interpretar esta palabra en el N. T., dicen que hay que entenderla en sentido carnal, de verdaderos hermanos según la sangre. La Iglesia Católica, al igual que las iglesias Evangélicas, tiene ahora también la costumbre de llamar a sus fieles «hermanos y hermanas». ¿Significa esto que todos somos hermanos según la carne? De ninguna manera, sino que utilizamos la palabra «hermanos» en sentido figurado. ¿Por qué, entonces, los evangélicos tienen tanto empeño en interpretar la palabra «hermano» sólo en sentido literal para concluir que la Virgen tuvo otros hijos? ¿No hay aquí una tergiversación o mala interpretación de textos? ¿No será que se utilizan estos textos tan sólo como un pretexto para confundir a los católicos poco familiarizados con la Biblia? Ojalá que estas palabras «hermano y hermana» no sean para nosotros palabras conflictivas. Hermanos según la carne son los hijos de unos mismos padres. Hermanos según el espíritu somos todos los seres humanos, mayormente los que son miembros de una misma comunidad o familia religiosa. Queridos hermanos y amigos en Cristo: Creo que estas explicaciones bastan para aclarar el sentido bíblico de la expresión «hermanos y hermanas del Jesús.» Que nadie los venga a molestar ahora con discursos erróneos y a decirles que María tenía muchos hijos... Los que hablan así son personas que no conocen bien la Biblia; es gente que interpreta la Palabra de Dios a su propio gusto y quiere solamente sembrar dudas y mentiras. ¿No dijo el apóstol Pedro que debemos ser prudentes con nuestras interpretaciones privadas de la Biblia? (2 Pedr. 1, 20). Y por último, queridos hermanos, yo también los nombro con la palabra hermanos, les pido que no hagan caso de palabrerías, sino que sean realmente capaces de vivir este gran sueño de Jesucristo que es construir el Reino de Dios en que todos los hombres volverán a ser hermanos.

Maria de Santa Eufrásia Pelletier, Santa
Virgem e Fundadora, Abril 24
María de Santa Eufrasia Pelletier, Santa
María de Santa Eufrasia Pelletier, Santa

Fundadora da Congregação de Nossa Senhora da Caridade do Bom Pastor

Martirológio Romano: Em Anjou, em França, santa María de Santa Eufrásia (Rosa Virginia) Pelletier, virgem, que fundou o Instituto das Irmãs do Bom Pastor, para acolher piedosamente as mulheres de vida ligeira, chamadas Magdalenas (1868). Etimologicamente: María = Aquela senhora bela que nos guia, é de origem hebraica. Etimologicamente: Rosa = Aquela que é bela e doce como uma rosa, é de origem latina. Etimologicamente: Eufrásia = Aquela que tem uma existência alegre e sem problemas, é de origem grega.
Rosa Virginia Pelletier nació en 1796 en la isla de Noirmoutier, Francia. La futura fundadora quedó muy impactada por la profunda fe de sus padres en medio de la Revolución francesa. Estudiante en Tours, Francia, el corazón compasivo de Rosa Virginia se sensibilizó hacia las jóvenes y mujeres de las que se ocupaban las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad. A los 18 años de edad, Rosa Virginia entró al monasterio cercano al pensionado y recibió el nombre de Hermana María Eufrasia. La Orden de Nuestra Señora de la Caridad fue fundada en Caen en 1641 por San Juan Eudes para ayudar a las jóvenes y mujeres en dificultad que querían dar otro rumbo a su vida. Cada monasterio era autónomo. La Hermana María Eufrasia fue nombrada superiora del monasterio de Tours a los 29 años de edad. En 1829, bajo su mandato, respondió a la solicitud de fundar un monasterio en la ciudad de Angers. En 1831, al finalizar su servicio como superiora en Tours, fue a Angers para asumir el mismo cargo en el monasterio fundado en dicha ciudad. En este tiempo, la Hermana María Eufrasia fundó una comunidad contemplativa en ese mismo monasterio. Conocidas hoy como las Hermanas Contemplativas del Buen Pastor, su misión es la de orar por las personas con quienes las Hermanas Activas ejercen su servicio apostólico y por la salvación de las personas del mundo entero. Las solicitudes de nuevas fundaciones de otros monasterios de Nuestra Señora de la Caridad seguían llegando a Angers. Al verse incapaz de responder a todas estas demandas con los recursos de un único monasterio, la Hermana María Eufrasia se sintió inspirada a pedir a Roma la fundación de un Generalato que uniera todos los monasterios e hiciera posible el intercambio de personal y de otros recursos. Roma aprobó su petición en enero de 1835. Con la aprobación del Generalato nació la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor. Todas las comunidades fundadas a partir del monasterio de Angers formaron parte de este nuevo Generalato, así como cualquier otro monasterio de la Orden de Nuestra Señora de la Caridad que quiso unirse. La Congregación creció enormemente. Sin teléfono, ni fax, ni correo electrónico, sin poder viajar por avión, Hermana María Eufrasia fundó en el transcurso de su vida 110 casas en todos los continentes. Murió en Angers, el 24 abril de 1868. Fue beatificada en 1933 y canonizada en 1940. Hoy las Hermanas Activas del Buen Pastor y las Hermanas Contemplativas del Buen Pastor sirven en 65 países, abrazando el mundo con su celo por la salvación de todas las personas. ¡Felicidades a quien lleve este nombre!
Ivo ou Ives de Huntingdonshire, Santo
Bispo, Abril 24
Ivo o Ives de Huntingdonshire, Santo
Ivo o Ives de Huntingdonshire, Santo

Bispo

Segundo uma lenda medieval, santo Ivo foi um bispo persa que gozava de grande honra e prestígio entre os seus, e levava uma forte vida de disciplina cara a si mesmo. Juntamente com três companheiros foi a Inglaterra e se estabeleceram em eremitas longínquas para viver em paz, penitência e solidão.
Morreram no século VII e com o tempo as pessoas esqueceram-se deles. Sem embargo, ao redor do ano 1001 se levaram a cabo umas descobertas interessantes: alguns ossos pertencentes a santo Ivo. Goselin, en su Vida de san Ivo dice que el culto de Ivo se propagó durante un siglo. Siguiendo las narraciones de los sueños de un campesino, sus huesos fueron identificados y pertenecían a san Ivo. Fueron trasladados a la abadía de Ramsey, en la que se hicieron muchos milagros. Un siglo más tarde, apareció una luz sobre la abadía. Todos la interpretaron como un significado claro de que eran los huesos de san Ivo. Estos deberían ser llevados a Slepe en donde se fundaría una nueva abadía que daría a conocer mejor la reliquia de san Ivo. En el arte aparece este santo como un sereno y prudente eremita persa al que se le concede el honor de ser obispo. Hoy es venerado en Huntingdonshire. ¡Felicidades a quien lleve este nombre!
Benito Menni, Santo
Fundador, Abril 24
Benito Menni, Santo
Benito Menni, Santo

Fundador de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús

Martirológio Romano: Em Dinan, em França, san Benito (Ángel) Menni, presbítero da Ordem de S. João de Deus, fundador da Congregação das Irmãs Hospitalárias do Sagrado Coração de Jesus (1914). Etimologicamente: Benito = Aquele a quem Deus bendiz, é de origem latina. Etimologicamente: Ángelo = Aquele que é portador de uma mensagem, é de origem grega.
Origen familiar y vocación hospitalaria La ciudad de Milán fue su cuna, habiendo nacido y sido bautizado el mismo día 11 de marzo de 1841. Se le puso el nombre compuesto de Ángel-Hércules, que han sido como una premonición del espíritu y fuerza, que había de caracterizar su personalidad. Era el quinto de quince hijos del matrimonio formado por Luis Menni y Luisa Figini. En su hogar cálido y acogedor halló el apoyo y estímulo para su desarrollo intelectual y personalidad. La llamada de Dios la siguió pronto: fino de conciencia, dejó un buen trabajo en un banco y, altruista ante el que sufre, se ofreció a ayudar al traslado de los soldados heridos que llegaban de la batalla de Magenta, cerca de Milán. Admirado de la entrega que entonces descubrió en los Hermanos de San Juan de Dios, a los 19 años pidió el ingreso en la Orden Hospitalaria. Con el nombre de Benito inició la vida religiosa y se consagró a Dios y a la asistencia de los enfermos; con el mismo nombre le veneraremos como San Benito Menni. Formación y misión hospitalaria Durante sus estudios de enfermería y sacerdotales fue forjando su personalidad religioso-hospitalaria, que puso a disposición de los superiores, es decir de la causa en favor de la sociedad más necesitada, como eran tantos enfermos. España, la cuna de la Orden Hospitalaria, vivía entre luchas políticas en declarada hostilidad hacia lo religioso, mientras la obra de Juan de Dios había quedado prácticamente extinguida; necesitaba un impulso renovador, y Benito Menni será la persona providencial para su realización. Destinado a España en 1867, llevó a cabo sus dos grandes obras: la restauración de la Orden de San Juan de Dios y la fundación de la Congregación femenina, "Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús". Su espíritu magnánimo, capacidad y disposición le ayudaron a superar muchas dificultades y tomar grandes iniciativas de especial consideración en pro de los enfermos y su asistencia integral. Restaurador de la Orden Hospitalaria Mandado por el entonces General de la Orden Juan M. Alfieri, que siempre fue su apoyo, y con la bendición del papa Pío IX antes de salir de Roma, Benito Menni manifiesta desde el primer momento su fuerte voluntad y espíritu decidido. A los pocos meses abre con éxito el primer hospital infantil de España en Barcelona (1867), que constituye el inicio de su extraordinaria obra restauradora, que dirigirá durante 36 años. Desde el primer momento, gracias a su empeño vocacional, se le unirán numerosos y generosos seguidores, con los cuales a su vez podrá dar continuidad a las nuevas instituciones hospitalarias, que se multiplicarán por España, Portugal y México, continuando después por todo el nuevo mundo. Fundador de las Hermanas Hospitalarias Con la llegada a Granada (1878), Benito Menni entra en contacto con dos jóvenes, María Josefa Recio y María Angustias Giménez, las cuales serán en 1881 la semilla de una nueva Institución sanitaria, netamente femenina, con característica específica para la asistencia psiquiátrica. En Ciempozuelos, Madrid, tiene su origen y se constituye la Casa Madre de la "Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús", la cual es aprobada por la Santa Sede en 1901. Como signo de su identidad en el servicio hospitalario les transmite su lema en seis palabras: "rogar, trabajar, padecer, sufrir, amar a Dios y callar". Muy pronto, sin embargo, la nueva fundación extiende sus alas de caridad misericordiosa y se establece por diversos países de Europa y América Latina, y más tarde por África y Asia. Actualmente, en que tiene lugar la canonización de Benito Menni, su fundador, se hallan presentes en 24 naciones con más de 100 Centros hospitalarios. Benito Menni, en cuanto Fundador y Padre espiritual, les infundió su espíritu característico juandediano, continuando durante más de 30 años su dirección y formación ascético-hospitalaria. Visitador y Superior general de la Orden La magna obra que Benito Menni realizó como restaurador y fundador se extendió, llamado por la Santa Sede, en favor de toda la Orden siendo nombrado primero Visitador Apostólico de la misma (1909-1911) y a continuación como Superior General (1911), a cuyo cargo, sin embargo, tuvo que renunciar un año después por incomprensiones y por motivos de salud. Sus dos últimos años los pasó en humildad y purificación, muriendo santamente, lleno de méritos, en Dinán, Francia, el 24 de abril de 1914. Sus restos, trasladados por sus Hermanos de España a Ciempozuelos, hoy son venerados bajo el altar central de la "Capilla de los Fundadores" en la Casa Madre de sus Hijas Hospitalarias de Ciempozuelos. En la Gloría de los santos Abierto su proceso de santidad en la diócesis de Madrid, donde está enterrado, en los años 1945-1947, sus virtudes fueron reconocidas como heroicas por la Congregación para las Causas de los Santos el 11 de mayo de 1982, por lo que pasó a ser considerado " Venerable". Reconocida como milagrosa la curación en favor de Dña. Asunción Cacho, fue proclamado "Beato" en la Basílica vaticana por el papa Juan Pablo II el 23 de junio de 1985. Su mensaje en clave hospitalaria Ante su entrega fecunda y rectitud santa y santificadora, con su vida ofrendada a Dios y a los enfermos con unción y generosidad total, el testimonio de Benito Menni hoy cobra actualidad con su canonización, siendo propuesto a la Iglesia universal como modelo y ejemplo, en especial dentro del campo de la salud y de la enfermedad. La humanización y la evangelización son desafíos ante el nuevo milenio. San Benito Menni viene a recordar e iluminar las palabras de Cristo, "Estaba enfermo y habéis tenido cuidado de mi. Venid, benditos de mi Padre". En el campo sanitario se utilizan los beneficios del progreso técnico, pero no pocas veces falta el corazón a la asistencia. Con frecuencia el interés sanitario está más orientado hacia la enfermedad que hacia el enfermo, considerado el mismo más como un número o un caso clínico, que como una persona o un hermano, imagen de Dios que sufre, a quien asistir. Fue canonizado el 21 de noviembre de 1999 por S.S. Juan Pablo II.
María Isabel Hesselblad, Beata
Religiosa Brigidina, Abril 24
María Isabel Hesselblad, Beata
María Isabel Hesselblad, Beata

Abadessa

Martirológio Romano: Em Roma, beata María Isabel Hesselblad, virgem, a qual, oriunda de Suécia, depois de vários anos de trabalhar num hospital restaurou a Ordem de Santa Brígida, notável por sua solicitude até à contemplação, a caridade para com os necessitados e a unidade dos cristãos (1957) Etimologicamente: Maria = Aquela senhora bela que nos guia, é de origem hebraica. Etimologicamente: Isabel = Aquela a quem Deus dá saúde, é de origem hebraica.
La Beata nació en un pequeño pueblito de Fâglavik, en la provincia de Âlvsborg, Suecia, el 4 de junio de 1870. Fueron sus padres el Sr. Augusto Roberto Hesselblad y la Sra. Cajsa Pettesdotter Dag, fue la quinta de trece hijos. Recibió el bautismo en la Iglesia Luterana de su Parroquia de Hundene, Suecia y transcurrió su infancia por diversos lugares, siguiendo a su familia que por motivos económicos buscaban lugares de trabajo. En el año de 1886, para ganarse el pan y contribuir al sostenimiento de su familia, se fue a trabajar en Kârlosborg y después en Estados Unidos de América donde frecuentó la escuela de enfermería en el Hospital Roosvelt en Nueva York. Ahí se dedicó a asistir a los enfermos a domicilio, este trabajo fue muy duro para ella porque no se sentía bien de salud, sin embargo el contacto con los enfermos católicos y la sed que tenía por buscar la verdad contribuyeron a tener viva en su alma la búsqueda del redil de Cristo. La oración, el estudio y la devoción filial por la Madre del Redentor la condujeron decididamente hacia la Iglesia Católica y el 15 de agosto de 1902, en el Convento de la Visitación en Washington, recibió el sacramento del bautismo "bajo condición" de las manos del P. Juan Hagen, S.I., que fue también su director espiritual. En Roma recibió el sacramento de la Confirmación y vio claramente que debía dedicarse a la unidad de los cristianos. Visitó también el templo y la casa de Santa Brígida de Suecia (+ 1373), recibiendo una grande y profunda impresión a tal grado que mientras se encontraba en oración en ese lugar, escuchó una voz que le decía: "Es aquí donde deseo que te pongas a mi servicio". Regresó a Estados Unidos sin embargo aunque no se encontraba bien de salud dejó todo y el 25 de marzo de 1904 se estableció en Roma en la casa de Santa Brígida, donde fue recibida cariñosamente por las monjas que vivían ahí. En el silencio y en la oración conoció profundamente el amor de Cristo, cultivó y difundió la devoción de Santa Brígida y de Santa Catarina de Suecia, tuvo siempre una creciente preocupación espiritual por su país por la Iglesia. En 1906 San Pío X le concedió llevar el hábito de la Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida y de profesar sus votos religiosos como hija espiritual de la santa de Suecia. Su sueño de dar vida en Roma a una comunidad Brigidina no se realizó, sin embargo, floreció una nueva rama del antiguo troneo Brigidino, y así, el 9 de septiembre de 1911 la Beata comenzando con 3 jóvenes postulantes inglesas, refundó la Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida con la misión de orar y trabajar especialmente por la unión de los cristianos de Escandinavia con la Iglesia Católica. En 1931 tuvo la grande alegría de obtener perpetuamente por parte de la Santa Sede, la iglesia y la casa de Santa Brígida en Roma que llegaron a ser el centro de la Orden. Durante y después de la segunda Guerra Mundial la Beata realizó una intensa Obra de caridad a favor de los pobres y de los perseguidos por leyes de racismo; promovió un movimiento por la paz con católicos y no católicos, trabajando fuertemente en el ecumenismo. Desde el inicio de su Fundación atendió su preocupación la formación de sus hijas espirituales para las que fue madre y maestra. Les recomendaba la unión con Dios, la ardiente flama de asemejarse al Divino Salvador, el amor a la Iglesia y al Romano Pontífice y de hacer oración para que existiera un solo redil y un solo Pastor añadiendo: "Este es el fin primario de nuestra vocación". La Beata fue fiel toda su vida al Señor, esto lo comprobamos en sus escritos de 1904 donde dice "Amado Señor, no te pido que me enseñes el sendero, te seguiré fuertemente de tu mano en la obscuridad, en los momentos de angustia y de miedo, cerraré los ojos para hacerte ver cuanta fe tengo en ti Esposo de mi alma". La esperanza en Dios y en su providencia la sostuvo en cada momento de su vida, sobre todo en las horas de la prueba, de la preocupación y de la cruz. Puso siempre en primer lugar las cosas del cielo a las de la tierra, la voluntad de Dios a su voluntad y el bien del prójimo a la propia utilidad. Contemplando el amor infinito del Hijo de Dios que se inmoló por nuestra salvación, alimentó en su corazón la flama de la caridad que manifestó con la bondad de sus obras. A sus hijas les decía continuamente: "Debemos nutrir un gran amor hacia Dios y hacia el prójimo, un amor fuerte, ardiente, que queme todas las imperfecciones, soporte fuertemente un acto de impaciencia, una palabra hiriente y con esto se presta a llegar con premura a un acto de caridad". La Beata se asemejaba a un jardín en el cual el sol de la caridad hace florecer obras de misericordia espirituales y corporales. Siempre tuvo atenciones hacia sus hijas religiosas, se preocupó por lo pobres, por los enfermos, por los judíos perseguidos, por los sacerdotes, por los niños a los que les enseñaba la doctrina cristiana, por su familia de origen y por toda la gente de Suecia y de Roma. Fue una mujer humilde y servicial con todos los que le pedían ayuda, siempre tuvo la alegría de condividir con los demás los dones que recibía del Señor. Fue prudente en las iniciativas por el Reino de Dios en el hablar, en el aconsejar y en el corregir. Tuvo grande respeto por la libertad religiosa de los no cristianos y de los no católicos que recibió en su casa. Practicó la justicia hacia Dios y hacia el prójimo, la templanza, el dominio de sí, el alejarse de los honores de las cosas del mundo, la humildad, la castidad, la obediencia, la fortaleza en las tribulaciones, la perseverancia en la oración y en el servicio a Dios, la fidelidad en su consagración religiosa. Caminó con Dios abrazando la cruz de Cristo que la acompañó desde su juventud. "Para mí, afirmaba la Beata, el camino de la cruz fue el más hermoso que he visto porque en él conocí a mi Señor y Salvador", junto a los sufrimientos morales padeció también interrumpidamente sufrimientos físicos. La cruz llegó a ser en manera particular dolorosa y pesada en los últimos años de su vida. Debido a su constancia en la oración vivió serenamente la voluntad de Dios y así se preparó al encuentro definitivo con el Esposo Divino que la llamó en las primeras horas del 24 de abril de 1957. Vivió y murió en fama de santidad, esta fama ha crecido también después de su muerte, y por la misma se comenzó su causa a los altares. Fue beatificada el 9 de abril de 2000 por S.S. Juan Pablo II. Reproducido con autorización de Vatican.va
Wilfrido de York, Santo Abril 24 Obispo, Abril 24
Wilfrido de York, Santo
Obispo, Abril 24
Wilfrido de York, Santo
Wilfrido de York, Santo

Bispo

Martirológio Romano: Em York, em Northumbria, san Wilfrido, bispo, que, depois de trabalhar com todo o esmero, foi obrigado a abandonar sua sede e morreu entre os monges de Ripon, de quem foi abade durante um tempo (709). Etimologicamente: Wilfirdo = Aquele que sai vitorioso, é de origem germânica.
San Wilfrido, obispo de York, se distinguió por su celo en defender en Inglaterra los usos romanos. Ofreció asilo al piadoso Dagoberto II, hijo de San Sigeberto, rey de Austrasia, destronado por el mayordomo de palacio Grimoaldo. Encargóse de la educación del joven príncipe; y éste, vuelto a su reino, recibió con grandes honores al santo obispo, obligado a su vez a abandonar su patria como consecuencia de las vejaciones del rey Egfrido. De allí, San Wilfrido fue a Roma a reclamar la protección del Papa, y volvió a Inglaterra, donde Egfrido lo hizo encarcelar. Recuperada la libertad, pero no pudiendo obtener la ejecución del juicio del Papa, se fue a Sussex a predicar el Evangelio. Fue puesto entonces en posesión de la diócesis de Hexham, retomó el gobierno de los monasterios que había fundado y murió visitándolos, en el año 709, a la edad de 75 años.
Gregório de Elvira ou de Illiberis
Bispo, Abril 24
Gregorio de Elvira o de Illiberis
Gregorio de Elvira o de Illiberis

Bispo

Martirológio Romano: Em Illiberis (ou Elvira, hoje Granada), na Hispânia Bética, san Gregório, bispo, cujo livro Sobre la Fé foi louvado por S. Jerónimo (s. IV).
Etimologicamente: Gregório = Aquele que está sempre preparado, é de origem grega.

Pai da Igreja hispano-romana.

Fue un prelado español del siglo IV. Este santo, llamado también Gregorio Bético, es citado con elogio por Eusebio Vercelense, san Jerónimo y otros, los cuales dicen que se había enfrentado a Osio por haber comunicado con Alsacio, Ursacio y Valente de lo cual se puede inferir que ya era obispo de Ilíberis antes del año 347. Entre sus obras destacan un tratado sobre la fe, otro sobre el Cantar de los cantares, y sobre el arca de Noé. Usa un lenguaje sencillo, se esmera en preparar sus sermones, hallar un sentido espiritual. Predicar es un deber, un acto de caridad. Tiene una gran preocupación por preservar la fe del error. Casi todos los sermones explican textos del Antiguo Testamento, le dedica mayor atención porque presenta mayor dificultad. Otra razón es que en el Evangelio no aparece nada que no aparezca en el Antiguo Testamento, en la ley y en los profetas. La sombra no existe sin el cuerpo, tampoco Cristo sin la Ley, ni esta sin Cristo. En "De doctrina cristiana" habla de los sentidos de la Escritura. En Sobre la catequesis de los principiantes sobre la enseñanza de la fe. La Sagrada Escritura a veces es oscura, hay que clarificarla en la exposición. Considera importante que el predicador viva lo que dice, sea orante antes que parlante. A la personalidad de San Agustín nos podemos acercar por sus sermones. San Agustín dice que el efecto de la predicación sería nulo si Cristo no estuviese en el corazón de los oyentes. El que instruye es Cristo, su Espíritu. Debemos crear la posibilidad para que Cristo instruya, de ese crecimiento. El secreto del buen catequista es predicar con alegría. Es mejor hablar a Dios de ellos, que a ellos de Dios, en caso que no les entiendan. Dios ama al que da con alegría. La santidad de Gregorio goza de una devoción antiquísima, ya que su nomnbre se ve en varios martirologios, honrándose su memoria en España desde el siglo VII como consta de San Isidoro, que le llama Santo. No se sabe con certeza el año de su muerte pero se cree que aún vivía en 392 y que llegó hasta la última senectud.
Outros Santos e Beatos Abril 24 Completando o santoral deste dia, Abril 24 Santo Alexandre, mártir
Em Lyon, na Gália, santo Alexandre, mártir, que três días depois da paixão de S. Epipódio foi tirado do cárce, açoitado e cravado numa cruz até expirar (178).
Santo Antimo, bispo
Em Nicomédia, em Bitínia, santo Antimo, bispo, e companheiros, mártires na perseguição sob o imperador Diocleciano. Antimio, por confessar a Cristo, recebeu a glória do martírio ao ser decapitado, e da multidão de seus companheiros, uns foram degolados, outros queimados vivos, outros abandonados no alto mar sobre barcos, segundo dispôs o juíz (303).
Santo Deodato, abade Nas cercanías de Blois, na Gália Lugdunense, santo Deodato, diácono e abade, que depois de levar vida anacoreta, reuniu discípulos aos que presidiu (s. VI). San Melito, abade e bispo Em Canterbury, em Inglaterra, san Melito, bispo, que, sendo abade, foi enviado pelo papa S. Gregório I Magno a Inglaterra, onde foi ordenado bispo dos saxões orientais por santo Agostinho, e, depois de sofrer muitas tribulações, acedeu à sede de Canterbury (624). Santo Egberto, monge e presbítero Na ilha de Iona, na Escócia, santo Egberto, presbítero e monge, que se preocupou na evangelização de várias zonas de Europa e convenceu, já ancião, aos monges de Iona para que aceitassem eocómputo romano do dia de Páscoa, entrando a celebrar a eterna festa no término da missa da solenidade pascal (729). S. Guilherme Firmato, eremita Em Mortain, na Normandía, S. Guilherme Firmato, eremita, que antes havia sido canónico e médico em Tours, mas depois duma peregrinação a Jerusalém, se retirou à solidão até à sua morte (1103). http//es-catholic.net/santoral Recolhido e transcrito (sem poder efectuar tradução, devido a falta de tempo, pela sua extensão...) por António Fonseca