OS MEUS DESEJOS PARA TODOS

RecadosOnline.com

quinta-feira, 30 de julho de 2009

PEDRO CRISÓLOGO, Santo (e outros) – 30 JULHO

Pedro Crisólogo, Santo
Doutor da Igreja, Julho 30

Bispo de Rávena
Doutor da Igreja

Martirológio Romano: São Pedro, “Crisólogo” de sobrenome, bispo de Ravena e doutor da Igreja, que, havendo recebido o nome do santo apóstolo, desempenhou seu ofício tão perfeitamente que conseguiu capturar a multidões na rede de sua celestial doutrina, saciando-as com a doçura de sua palavra. Seu trânsito teve lugar no dia trinta e um deste mês em Imola, na região da Emília Romana (c. 450).
São Pedro, que foi um dos oradores mais famosos da Igreja Católica, nasceu em Imola, Itália e foi formado pelo bispo de essa cidade Cornélio, pelo qual conservou sempre uma grande veneração. O bispo Cornélio convenceu a São Pedro de que no domínio das próprias paixões e no recusar os maus desejos reside a verdadeira grandeza, e que este é um meio seguro para conseguir as bênçãos de Deus.
São Pedro gozou da amizade do imperador Valentiniano e da mãe deste, Plácida, e por recomendação dos dois, foi nomeado Arcebispo de Ravena. Também gozou da amizade do Papa São Leão Magno.
Quando começou a ser arcebispo de Ravena, havia nesta cidade um grande número de pagãos. E trabalhou com tanto entusiasmo para convertê-los, que quando ele morreu já eram pouquíssimos os pagãos ou não crentes neste lugar. 
À gente lhe agradava muito seus sermões, e por isso lhe puseram o sobrenome de crisólogo, que quer dizer, o que fala muito bem. Seu modo de falar era conciso, simples e prático. A gente se admirava de que em pregações bastante breves, era capaz de resumir as verdades mais importantes da fé. Se conservam dele, 176 sermões, muito bem preparados e cuidadosamente redigidos. Por sua grande sabedoria ao pregar e escrever, foi nomeado Doutor da Igreja, pelo Papa Bento XIII.
Recomendava muito a comunhão frequente e exortava a seus ouvintes a converter a Sagrada Eucaristia em seu alimento de todas as semanas. 
Morreu em 30 de Julho do ano 451.

Godeleva, Santa
Mártir, 30 de Julho

Mártir

Martirológio Romano: Em Ghistelles, em Flandres, santa Godeleva, mártir, a qual, casada com o senhor do lugar, teve que sofrer muito por parte de seu esposo e também da mãe deste, sendo finalmente estrangulada por dois criados (c. 1070).>

Jovem francesa cujos actos de piedade e caridade com os pobres se ganharam a apreensão de seu marido e sogra, que a maltratavam de contínuo.
Havendo escapado da casa conjugal e pedido auxílio ao bispo local, foi sem embargo obrigada a volver com seu marido, que mandou estrangulá-la com os lençóis de sua cama e afundar seu corpo em um lago perto. 
A veneração desta santa começou com una série de milagres acontecidos no seu túmulo, como foi a cura da filha de seu marido, que se havia voltado a casar em segundas núpcias. À vista de isto seu marido confessou o crime e tomou el hábito dos penitentes. É padroeira de costureiras, tecedores, alfaiates e lavadeiras, pelo lençol.
¡Felicidades a quem leve este nome!

María de Jesús Sacramentado, Santa
Fundadora, Julho 30

Fundadora da
Congregação das Filhas do Sagrado Coração de Jesus

Martirológio Romano Na cidade de Guadalajara, no México, beata María de Jesús Sacramentado Venegas de la Torre, virgem, que passou cinquenta e quatro anos curando enfermos pobres numa pequena enfermaria,  em que fundou a Congregação das Filhas do Sagrado Coração de Jesus (1959).
María de Jesús Sacramentado Venegas de la Torre, nació en un poblado del municipio de Zapotlanejo, Jalisco (México) el 8 de Septiembre de 1868, la bautizaron con el nombre de María Natividad. La vida de la joven María Natividad se desarrolló en un clima de sencillez, sin hechos extraordinarios, su niñez y adolescencia con los matices que da la vida. A la edad de 19 años quedó huérfana de padre y madre quedando al cuidado de una tía paterna. María Natividad sentía fuerte atractivo hacia la vida religiosa, y el 8 de diciembre de 1989, ingresa en la floreciente Asociación de Hijas de María, en su lugar natal.
El 8 de diciembre de 1905 asistió a unos Ejercicios Espirituales y como fruto de éstos, decide formar parte del grupo de “Hijas del Sagrado Corazón de Jesús”, que con ella completaban 6 para el cuidado de los enfermos en el Hospital del Sagrado Corazón, recién fundado por el Sr. Canónigo Don Atenógenes Silva y Alvarez Tostado. Se distinguió por su humildad, sencillez, trato afable conlas hermanas, enfermos y personas en general, esta inmensa caridad bebida de la fuente del Corazón Divino de Jesús, a quien amó, en quien siempre esperó y cuya devoción procuró inculcar a todas las personas de su alrededor.
Manifestó un trato especial a los obispos y sacerdotes, atendiéndolos con verdadero amor, respeto y obediencia, viendo en ellos la prolongación de Cristo Sumo y Eterno Sacerdote. En el año de 1912 fue elegida Vicaria, puesto que ocupó hasta el 25 de enero de 1921 en el que, realizadas las primeras elecciones canónicas, resultó elegida Superiora General, al poco tiempo escribe las Constituciones que regirían a las Hijas del Sagrado Corazón de Jesús, éstas fueron aprobadas en 1930, reconociéndose así el nuevo Instituto.
El 30 de Julio de 1959 entregó su alma al Creador, llena de paz, después de recibir los auxilios sacramentales. El milagro reconocido para su Canonización pertenece al Sr. Anastasio Ledezma Mora, que fue llevado al Hospital del Sagrado Corazón para someterlo a una operación quirúrgica. Después de la anestesia, se manifestó una lentitud cardíaca, que aumentó gradualmente hasta finalizar en un paro total del corazón y de las arterias. Enseguida se intentaron terapias de reanimación aunque en vano, por lo que el enfermo cayó en coma profundo.
Los médicos enfermeros que estaban en el quirófano, así como la esposa del enfermo y las hermanas (Hijas del Sagrado Corazón), invocaron la intercesión de la Beata María de Jesús Sacramentado. Después de 10 o 12 minutos, las palpitaciones se restablecieron y más allá de lo que los médicos esperaban, el enfermo no sufrió ningún daño en el cerebro; a los pocos días fue sometido a una hemicolectomía con colostomía definitiva sin complicación alguna. Se tuvo como admirable la reanudación de los latidos del corazón gravemente interrumpidos.
Foi canonizada em 21 de Maio de 2000, por S.S. João Paulo II.
Reproduzido com autorização de
Vatican.va

María Vicenta de Santa Dorotea, Beata
Fundadora, Julho 30

Fundadora do Instituto das Servas dos Pobres

Martirológio Romano: Na cidade de Guadalajara, no México, beata María Vicenta de Santa Dorotea Chávez Orozco, virgem, fundadora do Instituto das Servas dos Pobres, que confiando só em Deus e na ajuda da Providência, deu provas eloquentes de delicadeza e diligência para com os desamparados e os pobres (1949).
María Vicenta de Santa Dorotea Chávez Orozco nació el 6 de febrero de 1867 en Cotija (Michoacán, México). Era la menor de los cuatro hijos de Luis Chávez y Benigna de Jesús Orozco. Recibió los sacramentos de la iniciación cristiana en la parroquia de su pueblo natal. Su familia se estableció en el barrio de Mexicaltzingo, que en esa época estaba poblado por gente necesitada y de clase media baja. Durante su infancia se destacó por su devoción al Niño Jesús; hacía altarcitos e invitaba a otros niños a rezar.
El p. Agustín Beas ejerció su ministerio en aquella parroquia con gran celo apostólico; se preocupaba de modo especial de los enfermos pobres, para los cuales fundó un sencillo hospital en la misma casa parroquial, con seis camas, dedicándolo a la Santísima Trinidad. Atendían a los enfermos las señoras de la Conferencia de San Vicente de Paúl.
El 20 de febrero de 1892 Vicenta tuvo que ingresar en el hospital a causa de una pleuresía, y allí recibió la inspiración de consagrar su vida a Dios en la persona de los pobres y enfermos. El 10 de julio del mismo año, recuperada su salud, regresó al hospital de la Santísima Trinidad para servir definitivamente a los enfermos y a los pobres, demostrando una extraordinaria caridad para con ellos.
Emitió votos privados el 25 de diciembre de 1895 con otras dos jóvenes. El 12 de mayo de 1905 fundó la congregación de Siervas de los Pobres, nombre que posteriormente cambió por el de Siervas de la Santísima Trinidad y de los Pobres. Profesó canónicamente el 3 de diciembre de 1911 y fue elegida superiora general de la congregación el 8 de septiembre de 1913, cargo que ejerció durante treinta años, siendo el alma y guía de su instituto. Por su indiscutible autoridad moral y su auténtica caridad fue un verdadero modelo de superiora y supo guiar a sus hijas a poner su vida en manos del Señor.
Era muy devota y fervorosa. Presentaba la obediencia como el camino más corto para llegar a la perfección y estaba convencida de que era el holocausto mayor que se podía ofrecer al Señor: obedecía con prontitud, sin replicar y sin hacer juicios. Vivió constante y plenamente su castidad consagrada, practicó heroicamente las virtudes teologales y morales, sobresaliendo por su humildad, sencillez y caridad. La frase paulina: «la caridad de Cristo nos urge », constituyó el ideal de su vida, haciendo presente al Señor Jesús en donde servía.
Sufrió mucho durante las dos persecuciones religiosas que se desencadenaron en México: en 1914 las tropas revolucionarias de Carranza ocuparon Guadalajara y se instalaron en la catedral, capturando a religiosos y sacerdotes; y en 1926 el hospital de San Vicente de Zapotlán fue transformado en cuartel general militar. Las religiosas siguieron atendiendo con dedicación a los heridos, sin amedrentarse ante el peligro. En cierta ocasión, en que las religiosas de su comunidad tuvieron que refugiarse en casas de personas amigas, que las protegían, la madre Vicenta se quedó sola con una postulante asistiendo a los heridos, soportando ultrajes y amenazas de muerte. El comandante, que llegó al puesto más tarde, reprendió a los soldados su indigna conducta, y exaltó implícitamente la grandeza de la intrépida religiosa. La mayoría de los enfermos atendidos en los hospitales de las Siervas de la Santísima Trinidad y de los Pobres recibían los sacramentos.
El Señor bendijo al instituto con abundantes vocaciones y durante los años en que lo gobernó la madre Vicenta, se fundaron 17 casas en toda la República Mexicana: hospitales, clínicas y asilos.
A los 75 años comenzó a padecer de la vista, con intensos dolores. Todo lo aceptó de manos del Señor, lo sufrió con admirable paciencia y le sirvió de purificación; su semblante era siempre amable, lleno de dulzura y paz, y nunca se le oyó una queja.
El 29 de julio de 1949 su salud empeoró. El capellán don Roberto López le administró la extremaunción. Al día siguiente, mons. José Garibi Rivera, primer cardenal de México, al ver su gravedad, la confesó y mientras celebraba la eucaristía, en el momento de la elevación, la madre Vicenta entregó su alma a Dios en el hospital de la Santísima Trinidad de Guadalajara (Jalisco, México).
Foi beatificada por S.S. João Paulo II em 9 de Novembro de 1997.
Reproduzido com autorização de
Vatican.va

Sérgio Cid Pazo, Beato
Sacerdote e Mártir, Julho 30

Mártir Salesiano

Martirológio Romano: Na cidade de Barcelona, igualmente em Espanha, beato Sérgio Cid Pazo, presbítero da Sociedade Salesiana e mártir, vítima na mesma perseguição por haver dado sem medo testemunho de sua fé cristã (1936).
Don Sérgio Cid Pazo nació en Allariz (Orense) el 24 de abril de 1884.
Desde pequeño se adivinaba su vocación y siguió sus estudios sacerdotales en Sarriá para profesar en 1905.
Su vida fue ejemplar. Todos hablan de él con respeto y casi con veneración por su bondad, que dejaba translucir en todo lo que hacía. Trabajador incansable, trancurrió toda su vida ligado a la casa de Sarriá como pastoralista.
Fue expulsado del colegio de Sarriá el 22 de julio de 1936 y buscando refugio fue reconocido y delatado. En la detención no negó su condición "Sí, soy sacerdote salesiano". El 30 de julio fue fusilado.
Foi beatificado por S.S. João Paulo II em 11 de Março de 2001, junto a outros
232 mártires espanhóis.

Leopoldo de Castelnovo (Adeodato Mandic), Santo
Capuchinho, Julho 30

Apóstolo da Confissão

Martirológio Romano Em Pavia, cidade de Itália, são Leopoldo (Bogdan) de Castelnuovo Mandic, presbítero da Ordem dos Irmãos Menores Capuchinhos, que ardeu de zelo pela unidade dos cristãos e gastou toda sua vida trabalhando para a reconciliação dos mesmos (1942).
El P. Leopoldo, llamado en el siglo Adeodato Mandic, nació en Castelnovo de Càttaro o Herceg-Novi (Croacia) el 12 de mayo de 1866, siendo el penúltimo de doce hijos. Todavía joven, se sintió llamado por Dios a trabajar por la unidad de los Ortodoxos a la Iglesia católica. Para ello, se trasladó a la región de Venecia y, a la edad de 16 años, ingresó en el noviciado capuchino de Udine (Italia), con la ilusión de ir más tarde a Oriente como misionero.
Ordenado de sacerdote en 1890, pidió a los superiores permiso para marchar a misiones, pero nunca se lo concedieron, entre otras razones, por su frágil constitución física y su delicado estado de salud, así como un pequeño defecto de pronunciación que le hacía penosa la predicación. No obstante, supo buscar la realización de su ideal allá donde le enviaba la obediencia. Se dedicó a las diversas tareas que le encomendaron los superiores, hasta centrarse en el ministerio de la confesión.
Durante cuarenta años, y hasta la víspera de su muerte, estuvo siempre dispuesto a acoger, escuchar, consolar y reconciliar a innumerables penitentes en una pequeña habitación aneja al convento de los Capuchinos en Padua. Murió, a la edad de 76 años, el 30 de julio de 1942: mientras se preparaba para celebrar la misa, le dio un ataque cerebral que le causó poco después la muerte, mientras sus hermanos cantaban la Salve a la Virgen.
Pablo VI lo beatificó el 2 de mayo de 1976, y Juan Pablo II lo canonizó el 16 de octubre de 1983, dentro del Año Santo de la Reconciliación y precisamente durante la VI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que tenía como tema central «La reconciliación y la penitencia en la misión de la Iglesia».

José María Muro Sanmiguel, Beato
Mártir Dominicano, Julho 30

Mártir Dominicano

Martirológio Romano: No lugar de Castelserás, cerca de Teruel, em Espanha, beatos mártires José María Muro Sanmiguel, presbítero, Joaquim Prats Baltueña, religioso, ambos da Ordem de Pregadores, e Zósimo Izquierdo Gil, presbítero, que conseguiram a coroa da glória ao morrer por Cristo durante a mesma perseguição (1936).
Cuando en 1935 ingresó en la Orden era un joven sacerdote secular, cuyo ideal se cifraba en «ser misionero y mártir». Consta que el ambiente martirial le acompañaba especialmente durante los últimos años de su joven vida. Cuando llegaron los días de persecución, estaba en Calanda completando estudios. Comprendía la gravedad de la situación, sugiriendo la conveniencia de marchar a Zaragoza, pero siempre en manos de la Divina Providencia.
Al ser asaltado el Convento, tuvo que huir perseguido a tiros, pero la copa de un tupido olivo le ocultó de sus perseguidores. Inició su calvario en busca de refugio y en este menester se encontró con fray
Joaquín Prats, que como él buscaba acogida. La acogida que encontraron los dos fue la de Dios en el martirio. Ingenuamente levantaron sos­pechas al preguntar por la dirección hacia Alcañiz. Se les engañó y fueron a parar a un Lóbrego calabozo, en Castelserás. Poco después los sacaron junto con el Párroco del pueblo, P. Zósimo Izquierdo, para fusilarlos en las afueras del mismo.
El P. Muro era una espléndida promesa que Dios tenía reservada para sí a los 31 años de edad. 
É um dos
233 mártires espanhóis beatificados por S.S. João Paulo II em 11 de Março de 2001.

Joaquim Prats Baltueña, Beato
Mártir Dominicano, Julho 30

Mártir

Martirológio Romano No lugar de Castelserás, cerca de Teruel, em Espanha também, beatos mártires José María Muro Sanmiguel, presbítero, Joaquim Prats Baltueña, religioso, ambos da Ordem de Pregadores, e Zósimo Izquierdo Gil, presbítero, que conseguiram a coroa da glória ao morrer por Cristo durante a mesma perseguição (1936).
Era el más joven del grupo, pues contaba 21 años de edad y llevaba ocho meses de noviciado para clérigo. Vocación sacerdotal mantenida durante diez años y que le impulsó a ingresar en la Orden, en 1935, a raíz de unas visitas a Lourdes. Al tener que salir del Convento como los demás, pensó unirse al grupo que se dirigía a pie a Zaragoza, pero su delicada salud le desaconsejaba que emprendiese tan larga caminata. Intentó refugiarse en casa de su abuelo paterno, en un pueblo a pocos kilómetros de Calanda. De camino se encontró con el
P. José M. Muro y juntos decidieron afrontar la aventura.
Al llegar al término municipal de Castelserás, desconocedores de aquellos parajes, pidieron orientación para dirigirse a Alcañiz. Traicionados por una mujer que les orientó hacia una patrulla de milicianos, fueron detenidos y encerrados en un lóbrego calabozo. Fueron sometidos a un juicio en medio de burlas y frases sumamente ofensivas, que recibieron con la cabeza baja y en silencio. Al joven fray Joaquín se le prometió la libertad si gritaba «¡Viva el comunismo!». A lo que él contestó por tres veces «¡Viva Cristo Rey!».
Fueron fusilados en las afueras del pueblo.
É um dos 233 mártires espanhóis beatificados por S.S. João Paulo II em 11 de Março de 2001.

Zósimo Izquierdo Gil, Beato
Presbítero e Mártir, Julho 30

Presbítero e Mártir

Martirológio Romano: No lugar de Castelserás, cerca de Teruel, em Espanha também, beatos mártires José María Muro Sanmiguel, presbítero, Joaquim Prats Baltueña, religioso, ambos da Ordem de Pregadores, e Zósimo Izquierdo Gil, presbítero, que conseguiram a coroa da glória ao morrer por Cristo durante a mesma perseguição (1936).  Presbítero diocesano de Zaragoza, llevaba dieciséis años entregado al servicio parroquial, pero en Castelserás no hacía todavía un año. Su celo pastoral se había impuesto al margen de toda actividad política. Al llegar la persecución religiosa permaneció en la casa parroquial hasta que el 28 de julio un tiro contra una imagen de la Virgen de la fachada le hizo salir crucifijo en mano. Inmediatamente le apuntaron una serie de fusiles, pero él se limitó a decirles que no con fusiles se conquistaba el mundo, sino con el amor. Un miliciano quiso apuñalarle. Pero el comandante de la plaza no permitía que se aplicase la pena capital sin juicio previo.
Detenido fue interrogado varias veces. Al preguntarle a qué se dedicaba, contestó: «A servir a Dios y a la Virgen, y hacer bien a todos». Metiéronlo en la cárcel donde coincidió con tres religiosos dominicos. Fue el consuelo de unos treinta detenidos, muchos de los cuales se confesaron, dedicando muchas horas al rezo del Rosario. Cuando los perseguidores se mofaban con burlas soeces, él correspondía con una delicada sonrisa.
Finalmente el 30 de julio a media noche, lo sacaron junto con dos religiosos dominicos y los llevaron al lugar del suplicio. Se arrodillaron, y al preguntarles qué hacían, Zósimo contestó: «Oramos para encomendamos a Dios y pedir que os perdone pues no sabéis lo que hacéis». Varios disparos acabaron con sus vidas.
É um dos 233 mártires espanhóis beatificados por S.S. João Paulo II em 11 de Março de 2001.

Manés de Guzmán e Aza, Beato
Sacerdote Dominicano, Julho 30

Irmão de Santo Domingo de Guzmán

Martirológio Romano: Em Caleruega, na região de Castela, em Espanha, comemoração do beato Manes Guzmán, presbítero, irmão de santo Domingo e colaborador seu na propagação da Ordem de Pregadores, prudente conselheiro de religiosas (c. 1235).
Nace en Caleruega hacia el año 1.168. Es el segundo los hijos de Don Félix de Guzmán y de Doña Juana de Aza. Recibe las primeras enseñanzas de sus padres y de su tío Don Gonzalo de Aza en Gumiel de Izán.
Ordenado Sacerdote, ingresa en el Monasterio Cisterciense de Gumiel de Izán. Enterado del trabajo e ideales de su hermano Domingo en el Sur de Francia, se incorpora a su labor apostólica, siendo pieza importante en la realización de sus proyectos.
El 15 de agosto del 1217 sale con otros compañeros hacia París donde funda el Convento de Santiago. Era tenido como religioso ejemplar; al celo por la salvación de las almas unía un profundo espíritu de contemplación. En 1.219 es nombrado Capellán y director espiritual del convento de Dominicas contemplativas de Madrid. Hizo este encargo con prudente moderación de espíritu y con el ejemplo de sus virtudes, «sirviendo largo tiempo a Dios en la Orden» (fray Gerardo de Frachet).
En 1.234 se traslada a Caleruega para levantar una pequeña Ermita en honor de su hermano Domingo recientemente canonizado. Muere en Caleruega y su cuerpo se traslada al panteón Familiar en Gumiel de Izán.
El Papa Gregorio XVI lo declara Beato.
Su culto fue confirmado por Gregorio XVI el 2 de junio de 1834.
Es una de las figuras más queridas en la familia dominicana. Es hermano de sangre de santo Domingo y fue una gran ayuda para él en la fundación de la Orden. Era un hombre «contemplativo y santo» (fray Gerardo de Frachet); «suave, humilde, jovial y benigno» y «ardoroso predicador» (fray Rodrigo de Cerrato).

Abdón e Senén, Santos
Mártires, Julho 30

Mártires

Martirológio Romano: Em Roma, no cemitério de Ponciano, na via Portuense, santos Abdón e Senén, mártires (c. s. III).
(Seus nomes variam em alguns calendários antigos e martirológios, como Abdo, Abdus; Sennes, Sennis, Zennen).
Mártires persas en el tiempo de Decius, cerca del año 250 D. de C. y conmemorados el 30 de julio. La veneración se sigue desde tiempos del tercer siglo, aunque sus biografías fueron escritas antes del siglo noveno. Esos relatos contienen aspectos ficticios acerca de las causas y ocasiones en que los santos Abdón y Senén fueron a Roma, así como respecto a la naturaleza de sus tormentos. Se relata en esas historias que sus cuerpos fueron enterrados por un subdiácono llamado Quirino, y que fueron luego transferidos al reino de Constantinopla, al cementerio Pontiano, una localidad en la ruta a Porto, cerca de las puertas de Roma.
Un fresco encontrado en el sarcófago que se supone contiene sus restos, los representa recibiendo coronas de parte de Cristo. De acuerdo con Martigny, este fresco data del siglo séptimo. Varias ciudades indican tener los cuerpos de estos santos, notablemente Florencia y Soissons, pero los Bolandistas indican que los restos de Abdón y Senén se encuentran en Roma.

http://es.catholic.net/santoral

Recolha, transcrição e tradução incompleta por serem muitos os biografados

de ANTÓNIO FONSECA