OS MEUS DESEJOS PARA TODOS

RecadosOnline.com

segunda-feira, 31 de agosto de 2009

RAIMUNDO NONATO, Santo (e outros) – 31 de Agosto

Ramón (Raimundo) Nonato, Santo
Cardeal, 31 de agosto de 1240.

Ramón Nonato, Santo

Ramón (Raimundo) Nonato, Santo

Religioso, cardeal, Padroeiro das parturientes
Agosto 31

Nasceu mesmo no começo do século XIII.
Seu nome deixa boquiaberto a quem o ouve ou o lê pela primeira vez. Nonnato -Nonato por mais breve- sugere a um só santo potencial; como se a palavra fosse um slogan publicitário que estivesse convidando a quem o lê ou escuta a que se decidisse a iniciar um programa que acabasse com a santidade do guião preestabelecido. De facto, significa não-nascido. ¿Pretenderá dizer o estranho nome que, por não haver nascido todavia o santo que preenche o expediente completo de suas qualidades e virtudes, está como esperando a Igreja a que haja um que se decida de uma vez a reproduzi-las? Isso seria, logicamente, confundir a santidade como algo que brota da vontade e decisão humana, quando ela é na verdade o resultado da acção do Espírito Santo com quem se coopera livremente. Seria simplesmente pelagianismo.
O qualificativo -que há passado já a ser nome- lhe vem a Ramón pelo facto de haver sido tirado do claustro materno, por meio de uma intervenção cirúrgica, quando já havia morrido sua mãe. Por isso não nasceu como nascem normalmente os meninos, o extraíram. Foi em Portell, em Lérida, quando se iniciava o século.
A boa e alta situação de seu pai lhe possibilitou crescer em bom ambiente e formação, ainda que sem o carinho e os cuidados de uma mãe. Contam de sua primeira juventude a devoção especialíssima à santíssima Virgem que o levava com frequência a visitar a ermida de S. Nicolás onde passava tempo enquanto seus rebanhos pastavam. Logo seu pai quis incorporá-lo pouco a pouco nas tarefas de administração de suas possessões e essa foi a razão por que se encontra em Barcelona no intento de aprender letras e números. Ali teve ocasião de travar amizade com Pedro Nolasco -que por aquele então era comerciante- e de compartilhar mutuamente os desejos de fidelidade à fé cristã vivida com radicalidade, chegando inclusive a considerar a possibilidade de entrar no estado clerical.
Como el padre disfruta de un gran sentido práctico, lo reincorpora al terruño de Portell y le encarga la explotación de varias de sus fincas. Pero, sigue diciendo la antigua crónica, que la misma Virgen María le comunica su deseo de que ingrese en la recién fundada Orden de la Merced y allí está de nuevo en Barcelona puesto a disposición completa en las manos de su antes amigo Pedro Nolasco.
Noviciado, profesión, ordenación sacerdotal y ministerio en el hospital de santa Eulalia se suceden con la normalidad propia de quien tiene prisa para cumplir el cuarto voto mercedario consistente en redimir a los cautivos y servir de rehén en su lugar si procede.
En el norte del continente negro predica, consuela, cura, fortalece, atiende y transmite paciencia a los cautivos de los piratas berberiscos; comprende bien su situación y se hace cargo de que están rodeados de todos los peligros para su fe. Incluso él mismo tuvo que soportar cárcel y la tortura de que sellaran sus labios por ocho meses con un candado para impedirle la predicación.
A su vuelta a España entre el clamor de las multitudes, lo nombra Cardenal de la Iglesia el papa Gregorio IX, reconociendo sus méritos y virtud de la caridad practicada de modo heroico; pero no le dio tiempo a llegar a Roma por morir, antes de cumplir los cuarenta años, cuando se disponía a hacerlo.
Por el empeño de hacerse cargo de su cuerpo tanto los frailes mercedarios como los nobles señores de Cardona, decidieron de común acuerdo darle sepultura allá donde lo decidiera una mula ciega que lo llevó a lomos hasta que quiso pararse ante la ermita de San Nicolás, de Portell.
Desaparecieron las reliquias, irrecuperables ya para la veneración, en el año 1936.
Lo que no ha sido relegado al olvido por sus paisanos es la figura del santo y su acción caritativa. Esa devoción secular que se refleja incluso en las fiestas y en el folklore. No digamos nada sobre la devoción que le profean todas las parturientas que lo tienen como especial patrón para su trance.
Se divulgó por el mundo la pintura que lo muestra con la Custodia en la mano derecha expresando así la fuente de su caridad con los hombres.

Aristide Marciano, Santo
Apologista, 31 de agosto

Apologista
Agosto 31

Etimologicamente significa “o melhor, o óptimo”. Vem da língua grega.
Um crente é aquela pessoa que coloca seu coração e o espírito sob o sopro de Deus.
Se isto não se dá, dificilmente se consegue a santidade a que estamos chamados.
Este jovem deve ter vivido lá pelos anos 130 e tantos a cinto sessenta e tantos.
A leitura meditada da Bíblia foi o caminho directo para que encontrasse sua conversão a Deus e deixasse atrás todos os restos de paganismo que havia em seu redor.
Sendo cristão, se dedicou com afinco ao estudo da filosofia; um estudo que leva à admiração de tudo quanto há criado Deus.
As perseguições contra os cristãos foram o motivo que o impulsionou a escrever um dos tratados apologéticos mais célebres na história da Igreja.
Tanta era sua fama que inclusive teve que apresentar seus escritos ao imperador Adriano. Para chegar a Roma teve que atravessar muitos países. Se deteve em Atenas, onde teve ocasião para escrever e atacar o fundamentalismo religioso dos pagãos.
O imperador, ao ler suas argumentações e defesas dos cristãos, se comoveu e já não deixaria que os crentes em Cristo fossem perseguidos nem no Ocidente nem no Oriente.
Começaram por sentir admiração por sua Apologia o próprio S. Jerónimo e Eusébio de Cesarea.
Os mosteiros se davam mortos por ter em sua biblioteca esta obra monumental daquele tempo.
Se hão levado a cabo muitas investigações e se há encontrado a sua obra espalhada por aqui e por ali. A Apologia são 17 capítulos em que expõe as quatro religiões: a bárbara, a grega, a judia e a cristã.
¡Felicidades a quem leve este nome!

Francisco de Caldarola, Santo
Confessor, 31 de agosto

Agosto 31

Etimologicamente significa “ livre, franco”. Vem da língua alemã.
Construir-se interiormente em Cristo Ressuscitado supõe regressar dia após dia, ao longo da vida, a algumas realidades essenciais de Evangelho.
Faz oração cada dia. Verás como tua pessoa cambia de perspectiva.
Francisco foi um confessor do século XVI.


¿Que fez de especial?
Foi o grande propagador e fundador dos Montes de Piedade juntamente com S. Bernardino de Feltre.
Eram irmãos franciscanos de estrita observância.
A economia não andava bem em seu tempo e sobretudo nos obreiros que se dedicavam ao trabalho agrícola.
Para promover a los pobres, fundó en 1400 la institución de los Montes de Piedad, esto es, institutos seculares que daban créditos con intereses módicos.
De esta manera, podían trabajar y no caer en las manos de los terribles usureros.
Hubo muchas luchas contra ellos provocadas por estas fundaciones.
Los mismos dominicos los llamaban Montes de Impiedad por no prestar dinero gratuitamente.
Francisco se encontró con ellos en Marche. En esta localidad hay una iglesia llamada santa María del Monte.
En ella estaba él y, desde ella, distribuía todos los dineros del Monte.
También fue un gran predicador. Y del éxito de su predicación no hay que decir nada más que era el fruto de sus largas noches de oración.
Murió en 1507. Ocho años más tarde, el concilio laterano aprobaba los Montes de Piedad.
¡Felicidades a quien leve este nombre!

 

Pedro (Pere) Tarrés, Beato

Sacerdote, 31 de agosto

Pedro (Pere) Tarrés, Beato

Pedro (Pere) Tarrés, Beato

Pere Tarrés i Claret nace el 30 de mayo de 1905 en Manresa, provincia de Barcelona, Cataluña (España).Sus padres Francesc Tarrés Puigdellívol y Carme Claret Masats eran creyentes y ejemplares; tienen otras dos hijas, Francisca y María. Pere es bautizado el 4 de junio en la parroquia de la Virgen del Carmen.
La familia realiza frecuentes traslados (Badalona, Mataró, Barcelona) a causa del trabajo del padre (mecánico); en Badalona Pere es confirmado el 31 de mayo de 1910. Alumno de los Padre escolapios recibe la primera comunión el 1 de mayo de 1913. En 1914 la familia retorna a Manresa y Pere estudia con los padres jesuitas.
Adolescente de carácter alegre y abierto, cariñoso con sus padres y hermanas, amante de la naturaleza, contemplativo, místico con alma de poeta. Habitualmente ayuda en la farmacia del Sr. Josep Balaguer, quien lo encamina hacia la continuación de los estudios.
Obtiene una beca de estudios que le permite concluir el bachiller en el colegio de San Ignacio. Con otra beca de estudios, obtenida con la ayuda de algunos médicos que lo estimaban, puede acceder a la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona. Desde 1921 vive en el barrio popular de Gracia, donde participa del Oratorio de San Felipe Neri y allí, desde 1922 a 1936, es hijo espiritual del P. Jaume Serra.
Es miembro de la Federaciò Jovens Cristians con ardiente celo apostólico. La Federaciò es Acción Católica (A.C.) como el Papa Pío XI la proponía entonces: oración, estudio y acción, bajo la dirección de la jerarquía local. Pere cubre encargos en la Federaciò y en la A. C. contemporáneamente. Para Pere el secreto de la vida espiritual de los militantes está en la devoción eucarística y el amor filial a la Madre de Dios.
En julio de 1925 muere su padre y poco tiempo después su madre sufre un accidente que la deja inválida.
En la Navidad de 1927, estando en Monistrol de Calders, hace el voto de castidad con la aprobación de su director espiritual.
En 1928, después de haber concluido la carrera de Medicina (con premio extraordinario), se establece definitivamente en Barcelona. Durante este período sus hermanas ingresan en el convento de las Concepcionistas. Junto con su compañero, Dr. Gerardo Manresa, funda el sanatorio – clínica de Nuestra Señora de la Merced de Barcelona.
Durante el ejercicio de su profesión de médico es ejemplar en la caridad y en la vida de piedad; jamás pierde aquella alegría contagiosa que le permite tratar con respetuosa familiaridad a los enfermos.
Tarrés el 8 de julio de 1936 se traslada al Monasterio de Monserrat para realizar los ejercicios espirituales, que son interrumpidos el día 21 por el Alzamiento nacional; Pere se traslada a la Generalitat y logra obtener la tutela de la policía para preservar la integridad del Monasterio de la barbarie de los anárquicos. Refugiado en Barcelona lleva, a escondidas, la comunión a los perseguidos por los milicianos rojos y logra escapar a una perquisición realizada en su casa.
En julio de 1938 debe enrolarse en el ejército republicano como médico. Gracias a su coraje y dedicación los mismos soldados piden su promoción a capitán del ejército. Dedicaba parte de su tiempo al estudio del latín y de la filosofía, en preparación a sus futuros estudios sacerdotales y no pierde ocasión de manifestar su fe.
En enero de 1939 retorna a su casa del frente de guerra. El 26 de enero de 1939 se rinde Barcelona al ejército nacional. Integrado en la vida normal continua su actividad de médico, cubre algunos encargos en la A.C. y se prepara para ingresar en el Seminario de Barcelona evento que tendrá lugar el 29 de setiembre de 1939.
En 1941 año en el cual muere su madre recibe las Órdenes menores y el subdiaconado (20 de diciembre) y al año siguiente el diaconado (22 de marzo de 1942). Ordenado presbítero el 30 de mayo de 1942 el obispo lo designa coadjutor (vicario) de la parroquia de San Esteban de Sesrovires el 3 de junio. En 1943, por deseo del Obispo, va a estudiar a la Universidad Pontificia de Salamanca donde obtiene la Licencia en Teología el 13 de noviembre de 1944.
A su retorno a Barcelona recibe los siguientes nombramientos pastorales: vice-asistente diocesano de los jóvenes de la A.C., asistente del centro parroquial de las mujeres y de las jóvenes de A.C. de la parroquia de San Vicente de Sarriá (1944), capellán de la comunidad y del colegio de las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción (1945).
En las distintas obras apostólicas que le encargan no le faltan dificultades que lo hacen sufrir pero él sabe responder con actitudes evangélicas de caridad, prudencia y fortaleza sembrando desde la cruz la tierra de su apostolado. El 17 de noviembre de 1945 escribe en su Diario che se siente sumergido en el océano del apostolado, como había soñado por tanto tiempo, con el mismo fuego y entusiasmo que, desde laico, sintió por la Federaciò. Antes de morir expresará su alegría por el apostolado en la A.C. femenina de Sarriá, afirmando: “Yo soy hijo de obreros. En el cielo trabajaré mucho por todas Uds.”.
Durante las vacaciones en el santuario de la Virgen de Nuria, en el Pirineo de la provincia de Gerona, a 2.000 mt., recibe numerosos grupos de jóvenes de A.C.
También cubre los siguientes encargos: consejero y asesor de los Oblatos laicos benedictinos y de la Unions di scolans di Monserrat –antiguos miembros cantores del coro del monasterio- (1946), director de la Obra de la Visitación de Nuestra Señora, actividad destinada a procurar ayuda material y espiritual a los enfermos pobres (1947); beneficiado de la parroquia de Santa Ana (1949); consejero de la Escuela Católica de enseñanza social de Barcelona (1949); confesor ordinario del Seminario (1949); delegado diocesano de la Protección de la Mujer (1949); director espiritual del Hospital de Las Magdalenas, donde se acogen mujeres en fase terminal, por la prostitución o la extrema miseria moral. Pere Tarrés dejó una huella perenne y benéfica en todos los que lo trataron por actividades apostólicas.
El 17 de mayo de 1950 le realizaron una biopsia cuyo diagnóstico fue linfosarcoma linfoblástico. Tarrés vivió su enfermedad con una actitud de total abandono en Dios y ofreciendo su vida por la santificación de los sacerdotes. El 31 de agosto de 1950, a 45 años, moría en la Clínica que había fundado. Fue sepultado en el cementerio de Montjuic. El 6 de noviembre de 1975 sus restos mortales fueron trasladados a la iglesia parroquial de San Vicente de Sarriá, donde aún reposan.
Fue beatificado el 5 de septiembre de 2004.
Reproducido con autorización de Vatican.va

http://es.catholic.net/santoral

Recolha, transcrição e tradução incompleta de António Fonseca