OS MEUS DESEJOS PARA TODOS

Imagens e Frases de Natal Religioso

sábado, 3 de outubro de 2009

Aniversário da SSVP

In: Agência Ecclesia - Boletim de 3/10/2009

 

 

Vicentinos do Porto assinalam aniversário

A Sociedade de S. Vicente de Paulo está a comemorar 150 Anos da sua entrada em Portugal. Foi em Outubro de 1859 que se fundou a primeira Conferência Vicentina em solo Português.

Desde essa data e passando por todas as Dioceses do País, foi no Porto que o Movimento Vicentino se expandiu, consolidou e ganhou raízes. Foi ali que ele se estruturou hierarquicamente.

Por isso, os Vicentinos do Porto sentem particulares responsabilidades e alegria nestas comemorações, que vão ter o seu ponto alto na Assembleia Diocesana celebrativa, a ter lugar no próximo dia 3 de Outubro, na Casa Diocesana de Vilar, sob a Presidência do Bispo do Porto, D. Manuel Clemente.

O programa é o seguinte: 14h30 – Acolhimento; 15h00 – Início da Assembleia "Caridade na Verdade", com intervenção de Américo Mendes, Professor da UCP; 16h00 – A S.S.V.P. no passado e no presente, projecção documental; 16h30 – Momento musical; 17h30 – Celebração Solene da Eucaristia, animada pelo Coro da Paróquia de Cristo-Rei/Porto, e entrega simbólica da "lenha", que constituiu a ajuda dos primeiros vicentinos aos mais pobres; 19h – Jantar celebrativo.

http://ecclesia.pt

 

Recolha e transcrição de António Fonseca

Santos Veríssimo, Máxima e Júlia (e outros) - 3 de Outubro

 

Santos Veríssimo, Máxima e Júlia, mártires

Em Lisboa, na Lusitânia, santos Veríssimo, Máxima e Júlia, mártires (s. III/IV).

 

Juliano de Palermo, Beato
Monge, Outubro 3

Juliano de Palermo, Beato

Juliano de Palermo, Beato

Monge do século XV

Etimologia: Juliano = de cabeleira abundante e riçada. Vem da língua grega.
Juliano foi um monge no século XV. A história deste beato nos leva a Sicília sumida em guerras, em rebeliões e com muitos prisioneiros.
El intentó, en medio de tantas dificultades, sembrar la paz y la concordia entre todos.
Y en esta caso, la regla de la paciencia serena fue para él y para los demás la mejor arma de combate.
Fue el primero en lamentarse de los lentos procesos judiciales. El, que era un benedictino de Palermo dela mitad de 1400, luchó con todo el arrojo y la fuerza que salían de corazón lleno de esperanza.
No se quedaba quieto. El apóstol encuentra en la oración la energía necesaria para cumplir con su misión.
Tuvo que enviar cinco delegaciones para tratar la paz con el Sultán de Túnez. El motivo centra era la devolución de los prisioneros cristianos.
El mismo había ido en 1438 y 1452 enviado por el rey de Aragón, Alfonso el Magnánimo.
Logró que las relaciones entre musulmanes y cristianos fueran cordiales.
Era una persona cualificada para este menester..
Había nacido en Palermo y se hizo benedictino porque anhelaba una vida de contemplación y de soledad.
Hizo un hospital con criterios modernos. Tuvo, más tarde, que representar al rey en el parlamento de Palermo. Cuando podía, iba al santuario de Romitello para hacer oración y penitencia. Aquí le vino la muerte en la paz de Dios.
¡Felicidades a quien lleve este nombre!
Comentários ao P. Felipe Santos: al Santoral">al Santoral">fsantossdb@hotmail.com

 

Domingo Spadafora, Beato
Presbítero dominicano, Outubro 3

Domingo Spadafora, Beato

Domingo Spadafora, Beato

Presbítero Dominicano

Martirológio Romano: Em Montecerignone, da Romagna, beato Domingo Spadafora, presbítero da Ordem de Pregadores, que trabalhou diligentemente no ministério da pregação (1521).

Domingo Spadafora, nació en Randazzo en 1450, de la nobilísima y antiquísima familia Spadafora, oriunda de Costantinopoli, llamada así porque tenía el privilegio de llevar la espada desenvainada en presencia del Emperador. Domingo, despreciando cualquier humana grandeza, decidido honrar y servir al Señor de los Señores entró en la Orden Dominica, en el floreciente Convento de Santa Zita en Palermo, fundado por Pedro Jeremías.
Enviado a Padua para completar sus estudios, si admirables fueron sus progresos en la ciencia, más admirables fueron los adquiridos en la sólida virtud. Conseguido el doctorado, y de regreso en su patria, su santidad y saber no pudieron permanecer escondidos y fue nombrado ayudante del Maestro General.
En una capillita de Monte Cerignone, en el estado de Urbino, había una milagrosa imagen de la Santísima Virgen por la que los habitantes tenían gran veneración; deseando edificar allí una iglesia con religiosos que se dedicasen a la cura espiritual de la población circundante, pensaron en los dominicos.
Se dirigieron al Maestro General para conseguir que se iniciara una obra tan ventajosa para las almas y para la gloria de la Virgen, a la cual la Orden profesa especial devoción. El proyecto se aprobó, y Domingo fue elegido para dirigir la nueva fundación. En 1491 surgieron así la iglesia y el Convento del cual Domingo fue guía hasta su muerte. Para edificación de toda la población, en la ferviente comunidad florecieron las leyes y el espíritu de la Orden.
En todo Montefeltro se lo consideraba a Domingo un santo, y como tal fue venerado después de su muerte, sobrevenida el 21 de diciembre de 1521. Fue sepultado en la iglesia conventual, y en 1545 se encontró su cuerpo incorrupto. Desde 1677 es venerado en la iglesia de Santa Maria in Reclauso en Monte Cerignone.
El Papa Benedicto XV confirmó su culto el 12 de enero de 1912. El 3 de octubre se conmemora el aniversario de la traslación de sus reliquias llevada a cabo en 1677.

Gerardo de Brogne, Santo
Abade, Outubro 3

Gerardo de Brogne, Santo

Gerardo de Brogne, Santo

Abade

Martirológio Romano: Na região de Namur, em Lotaringia, S. Gerardo, primeiro abade do mosteiro de Brogne, que ele mesmo havia fundado. Trabalhou para instaurar a disciplina monástica na Flandres e Lotaringia, e ajudou a muitos mosteiros a recuperar a observância primitiva (959).


El ejemplarísimo abad san Gerardo, fue hijo de Estancio, varón ilustre de la casa de Haganón, duque de la Austrasia inferior, y de Plectrudis, hermana de Esteban, obispo de Lieja.
Hiciéronle seguir sus padres desde muy joven la carrera de las armas, propia a la sazón de mancebos nobles, y le enviaron a la corte de Berengario conde de Namur; donde resplandeció así por la modestia de sus costumbres, como por la discreción de sus palabras y natural elegancia de su persona.
Cobróle tanto amor el conde, que le llevó a su casa, y se servía de él para muchas cosas de importancia, y así le envió a Francia por su embajador para tratar con el príncipe Roberto un negocio grave que se le ofrecía. Luego que llegó a París, dejando allí sus criados, se fue solo al monasterio de san Dionisio para retirarse en él algunos días; y quedó tan edificado de la virtud de los monjes, y tan aficionado al sosiego y felicidad de la vida religiosa, que determinó dar libelo de repudio a todas las cosas de la tierra, para recogerse a servir a Dios en aquel monasterio.
Trató los negocios a que iba, y volviendo a dar cuenta de ellos al conde Berengario, suplicóle que le diese licencia pata profesar en dicho monasterio: y aunque con mucha dificultad y tristeza del conde, obtuvo su beneplácito. Vistióse pues el hábito de san Benito, y desde luego fue espejo de toda santidad y virtud.
Allí comenzó a estudiar desde las primeras letras como niño, y aprovechó tanto en las humanas y después en las divinas, que a los nueve años de su conversión se ordenó de sacerdote con grande gozo de su espíritu, y aprovechamiento de los otros monjes, de los cuales era tenido en gran veneración. Fue el primer abad del célebre monasterio de Broñá, a cuya iglesia trasladó con gran solemnidad muchas reliquias de santos cuerpos.
Un día vino al monasterio una mujer ciega y pidió que le diesen del agua con que el santo diciendo misa se había lavado los dedos: lavóse con ella los ojos, y luego cobró la vista. Habiendo recibido el marqués Arnulfo, señor de Flandes, de mano del santo la Comunión, se vio enteramente libre de un mal de piedra que le fatigaba mucho, encomendóle el gobierno de todas las abadías que tenía en su estado, y el santo las reformó, y tuvo cargo de diez y ocho monasterios, en los cuales floreció la más perfecta observancia religiosa. Finalmente recogido en su pobre monasterio de Bro ñá, y cargado de días y merecimientos, dio su espíritu al Señor, el cual le ilustró con muchos milagros.
REFLEXÃO
Siempre han sido las órdenes religiosas semillero de santos, y la vida ejemplar de sus miembros poderoso aliciente para atraer las almas a la virtud. Si no tienes valor, oh cristiano, para despojarte, a imitación de san Gerardo, de las cosas de la tierra (que tarde o temprano te ha de arrebatar la muerte), tenlo al menos para dejarlas con el afecto, poniendo tu principal cuidado en amar y servir a Dios solamente y a todas las de más cosas sólo en Él y por Él. Porque ¿de qué nos aprovechará ganar todo el mundo, si perdemos el alma? Esta máxima bien ponderada hizo de un Javier un apóstol: ésta ha poblado el cielo de santos y ésta debe ser la única norma de todas nuestras acciones. ¡Dichoso quien se guía por ella, pues tiene asegurada su eterna salvación, único negocio para el cual estamos en este mundo, y que nos ha de preocupar seriamente!


ORAÇÃO
Rogámoste, Señor, que nos recomiende delante de Ti la intercesión del bienaventurado abad Gerardo, para que alcancemos con su patrocinio lo que no podemos conseguir por nuestros méritos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

 

Quintín, (Quintino) São
Mártir, Outubro 3

Quintín, San

Quintín, São

Mártir

Martirológio Romano: Na região da Gália Turonense, san Quintín, mártir (s. VI)
Etimologia: Quintín = aquele que nasce em quinto lugar, vem do latim


Según la Vida conservada en la Biblioteca Nacional de París, escrita en el siglo XIII, Quintín, nativo de la región parisina, estaba al servicio de Gontranno, noble de la Turingia, dignatario en la corte de Clotario I (m. 561).
Habiéndose rehusado a las propuestas indecentes de la mujer de su patrón, Aza, esta vengativa mujer decide desembarazarse de él. Para llevar a cabo su venganza, lo hace conducir por sus cómplices junto al río, y allí fue decapitado.
La cabeza, arrojada a una fuente, hizo milagrosas sus aguas. La leyenda es muy creíble y se encuadra en el contexto histórico y aún bárbaro del siglo VI secolo, donde la lujuria y la violencia eran usuales en la corte de los francos.
El oscuro autor concluye su relato con una violenta invectiva contra las mujeres malvadas, con la intención de dar una lección moral.
De San Quintín se sabe que ya en el siglo IV se le rendía culto el 4 de octubre en Tours, y de allí se extiende un poco a la región interna; en la catedral de San Esteban de Meaux son custodiadas, por lo menos desde el siglo XIII, las reliquias de San Quintín Mártir, venerado en Meaux, muerto por haber querido respetar los Mandamientos de Dios y por fidelidad a su patrón.

Ambrósio Francisco Ferro e 29 companheiros mártires, Beatos
Mártires de Brasil, 3 de Outubro

Ambrosio Francisco Ferro y 29 compañeros mártires, Beatos

Ambrósio Francisco Ferro e 29 companheiros mártires, Beatos

Mártires de Brasil

Martirológio Romano: Na cidade de Cunhaú, perto de Natal, no Brasil, beatos Andrés de Soveral, presbítero da Companhia de Jesus, e Domingo Carvalho, mártires, que dolosamente encerrados na igreja quando celebravam a Missa, tanto eles como um grupo de fieis foram cruelmente assassinados por uns soldados (16 de Julho 1645).
Junto ao rio Uruaçu, perto de Natal, no Brasil, beatos Ambrósio Francisco Ferro, presbítero, e companheiros, mártires, que deram a vida vítimas da opressão que se desencadeou contra a fé católica (1645). Seus nomes são: beatos António Baracho, António Vilela Cid, António Vilela filho e sua filha, Diego Pereira, Manuel Rodrigues Moura e sua esposa, filha de Francisco Dias filho, Francisco de Bastos, Francisco Mendes Pereira, Juan da Silveira, Juan Lostau Navarro, Juan Martins e sete jovens, José do Porto, Mateo Moreira, Simón Correia, Esteban Machado de Miranda e duas filhas suas, Vicente de Souza Pereira (3 de Outubro 1645).

Martírio de Cunhaú

El 16 de julio de 1645, los holandeses que ocupaban el nordeste de Brasil, llegaron a Cunhaú, en Río Grande del Norte, donde varios colonos residían en los alrededores del Molino, ocupados en la plantación de la caña de azúcar. Era un domingo. La hora de la misa, 69 personas se reunieron en la capilla Nuestro Señora de Candeias. La capilla fue rodeada e invadida por soldados e indios que eliminaron a todos los que allí estaban, incluyendo al párroco sacerdote Andrés de Soveral que celebraba la misa. Ellos no opusieron resistencia a los agresores y entregando sus almas piadosamente al Creador.

Martírio de Uruaçu

Aterrorizados por lo acontecido en Cunhaú, muitos habitantes pediram asilo em Forte Reis Magos (“Reyes Magos”), ou se refugiavam em lugares improvisados. Em 3 de Outubro, perto de 80 foram levados às margens de Rio Uruaçu, onde os esperavam soldados holandeses e índios armados. Os holandeses, calvinistas de religião, que eram acompanhados por um pastor protestante, lhes ofereceram a quem apostatava o perdoar-lhes a vida, todos os que resistiram a esta oferta foram barbaramente sacrificados.

 

Entre eles estava Mateo Moreira que, quando lhe arrancavam o coração pelas costas, morreu exclamando: "Louvado é o Sagrado Sacramento".

Beato Andrés de Soveral
Nascido em São Vicente, hoje o Estado de São Paulo, ao redor do ano 1572. Ingressou na Companhia de Jesus em 6 de Agosto de 1593, em Baia; estudou latim e Teologia Moral. Sabendo muito bem o idioma indígena, estava a cargo da conversão de Índios nos territórios dependentes da escola de Pernambuco, na cidade de Olinda.
En 1606 viaja a Río Grande en una misión. Probablemente entre 1607 y 1610 pasó al clero diocesano, regresando a Rio Grande en 1614 ya como sacerdote secular y quedándose esta vez como parroco de Cunhaú. El tendría 73 años cuando fue martirizado mientras celebraba la misa en su iglesia parroquial.:
“La figura del P. Andrés de Soveral, el pastor del pequeño rebaño de Cunhaú, despunta como el gran héroe que, no sólo ofreció su vida por la fe en el momento sublime del sacrificio eucarístico, sino que también exhorto a sus feligreses a que hicieran lo mismo, aceptando voluntariamente el martirio” (PEREIRA, F. de Assis. Protomártires de Brasil, p. 17)

Beato Domingo Carvalho 
Além do Beato Andrés, Domingo é o único nome conhecido dentre todas as vítimas do massacre de Cunhaú. Depois da matança, os assassinos começaram a fazer festa e a roubar as pertenças dos cadáveres. Se diz que num dos corpos, o de Domingo Carvalho, que era um dos principais do lugar, encontraram certa quantidade de ouro que foi distribuído entre os assassinos.

Beato Ambrósio Francisco Ferro 
A primeira informação que se tem do P. Ambrósio data de 1636, consistindo aquela em que ele era o vigário de Rio Grande. Aparentemente mantinha uma relação amistosa com os holandeses, já que lhes pediu asilo na Fortaleza. Outro mártir, o Beato António Vilela Cid, estava casado com a irmã de P. Ambrósio, Inês Duarte, “açoriana”. Se deduz portanto que ele era “açoriano” que é dizer português.


A lista dos demais beatificados é a seguinte:

 
Beato Juan Lostau Navarro;
Beato António Vilela Cid;
Beatos António Vilela
filho e sua pequena filha;
Beatos Esteban Machado de Miranda e suas duas pequenas filhas;
Beatos Manuel Rodrigues de Moura e sua esposa;
Beato José do Porto;
Beato Francisco de Bastos;
Beato Diego Pereira;
Beato Vicente de Souza Pereira;
Beato Francisco Mendes Pereira;
Beato Juan de Silveira;
Beato Simón Correia;
Beatos Juan Martins e
sete companheiros;
La Beata filha de Francisco Días;
Beato António Barrocho;
Beato Mateo Moreira.

A estes mártires se recorda nas duas datas de seus martírios: 16 de Julho e 3 de Outubro.

 

Evaldo o Branco e Evaldo o Negro, Santos
Presbíteros e Mártires, Outubro 3

Evaldo el Blanco y Evaldo el Negro, Santos

Evaldo o Branco e Evaldo o Negro, Santos

Presbíteros e Mártires

Martirológio Romano: Entre os saxões, dois santos mártires de nome Ewaldo, um chamado Negro e o outro Branco, ambos presbíteros e oriundos de Inglaterra, que, segundo o exemplo de S. Willibrordo e seus companheiros, passaram a evangelizar aos saxões e, havendo começado a pregar a Cristo, foram presos pelos pagãos, consumando o martírio (695).


San Wilbordo y sus once compañeros empezaron la evangelización de Frieslandia en el año 690. Poco después, dos sacerdotes de Nortumbría siguieron el ejemplo de los misioneros y partieron a predicar el Evangelio a los sajones de Westfalia. Ambos habían pasado algún tiempo en Irlanda dedicados a las ciencias sagradas y los dos se llamaban Evaldo. Para distinguirlos, el pueblo los apodaba "el Blanco" y "el Negro", por el color de sus cabellos.
El primero era más versado en la Sagrada Escritura, pero ninguno de los dos cedía ante el otro en devoción y celo. Ambos sacerdotes llegaron a Germania hacia el año 694. Ahí conocieron a cierto personaje que se empeñó en presentarles a su señor, porque los misioneros llevaban algunas noticias que podían interesarle. Dicho Señor feudal los alojó en su casa durante varios días. Los misioneros aprovecharon ese retiro para hacer oración, cantar salmos e himnos y celebrar diariamente el Santo Sacrificio.
Al ver los bárbaros la conducta de los dos predicadores, temerosos de que persuadieran a su señor para que renegase de sus dioses y se convirtiese a la nueva religión, decidieron asesinarlos. A Evaldo el Rubio le degollaron sin más ni más en donde lo encontraron. En cambio, al Moreno le atormentaron largamente con inaudita saña y, antes de matarle, le arrancaron los miembros uno a uno.
Cuando el señor del lugar se enteró de lo sucedido, montó en cólera porque los bárbaros procedieron por su cuenta y ejecutaron a los monjes sin haberles presentado a su juicio. Como represalia, el señor feudal mandó ejecutar a los culpables e incendió la aldea. Los cuerpos de los mártires habían sido arrojados al rio, pero fueron descubiertos gracias al fulgor que despedían. Un monje inglés, llamado Tilmón, recibió aviso de lo que significaba aquel fulgor sobrenatural y les dio honrosa sepultura. San Beda dice que se trataba del río Rin, pero la tradición sitúa el martirio en Aplerbecke, sobre el Embscher, que es un afluente del Rin en las proximidades de Dortmund.
El culto de los dos Evaldos se popularizó inmediatamente. El rey Pepino mandó trasladar las reliquias a la iglesia de San Cuniberto, en Colonia, donde reposan todavía. El Martirologio Romano menciona a los dos Evaldos, que son patronos de Westfallia. San Norberto consiguió algunas reliquias de estos mártires para los premonstratenses, en 1121 i dichos religiosos celebran la fiesta de estos santos.

 

Dionísio o Areopagita, Santo
Discípulo de São Paulo, Outubro 3

Dionisio el Areopagita, Santo

Dionísio o Areopagita, Santo

Discípulo de São Pablo

Martirológio Romano: Comemoração de São Dionísio Areopagita, que se aderiu a Cristo ao escutar ao apóstolo S. Paulo falando ante o Areópago, e foi primeiro bispo de Atenas (s. I).


Depois do discurso de São Paulo no Areópago de Atenas, muitos se converteram ao cristianismo. nos "Actos dos Apóstolos" (17, 34), se nomeia a um tal "Dionísio o Areopagita" convertido por São Paulo com seu discurso no Areópago. Ao que parece era membro do tribunal, e portanto, da aristocracia ateniense. E dizem os factos, que se converteu Dionísio o Areopagita "e uma mulher chamada Dámaris", segundo uma tradição atribuída a São João Crisóstomo, esta seria a esposa de Dionísio, mas é uma suposição sem prova alguma. No Martirológio Santa Dámaris figura como Virgem.
Según un escrito posterior, Dionisio y el sofista Apollofanes habrían visto el eclipse del sol el día de la crucifixión y según De divinis nominibus (III, 2) Dionisio habría asistido a la Dormición de la Santísima Virgen.
En una carta de Dionisio, obispo de Corinto, contemporáneo del Papa Sotero, escrita a los atenienses antes de 175, se dice que Dionisio el Areopagita, murió como primer obispo de Atenas.
Una leyenda tardía lo ha confundido con el primer obispo de París, martirizado alrededor de 270. Tal identificación la encontramos en el Martirologio y en el Breviario Romano, el 9 de octubre. Pero en el Vetus Romanum Martyrologium, los dos Dionisios se distinguen claramente uno del otro; el 3 de octubre, en efecto, se lee: "Athenis, Dionysii Areopagitae, sub Adriano diversis tormentis passi, ut Aristides testis est in opere quod de Christiana religione composuit; y el 9 de octubre: "Parisiis Dionysii episcopi cum sociis suis a Fescennino cum gladio animadversi" (PL, CXXIII, col. 171).
La Crónica que lleva el nombre de Lucius Dexter identifica a San Dionisio de París con Dionisio el Areopagita, pero comúnmente se niega la autenticidad de este escrito. El primero que identificó a los dos Dionisios fue Hilduinus, abad de San Dionisio (m. 840), en la "Vita S. Dionysii".
Bajo el nombre de Dionisio el Areopagita, está sitado un escrito, que probablemente un monje siríaco promovido al episcopado, compuso entre 480 y 530 y que obtuvo gran difusión y ejerció gran influencia durante todo el Medioevo: De coelesti hierarchia; De mystica theologia; De ecclesiastica hierarchia; De divinis nominibus, y diez epístolas. Estos textos son mencionados actualmente como escritos por Pseudo Dionisio el Areopagita.

 

María Guadalupe (María Francisca) Ricart Olmos, Beata
Religiosa e Mártir, Outubro 3

 

María Guadalupe (María Francisca) Ricart Olmos, Beata

María Guadalupe (María Francisca) Ricart Olmos, Beata

Primeira Mártir Servita

Martirológio Romano: Na aldeia de Silla, perto de Valência, em Espanha, beata María Guadalupe (María Francisca) Ricart Olmos, religiosa da Ordem dos Servos de Maria e mártir, que na mesma perseguição recebeu o martírio por seu testemunho em favor de Cristo (1936).

 
A Beata María Guadalupe nació el 23 de febrero de 1881 en la ciudad de Albal, a 9 Kilómetros de Valencia. A los pocos días recibió en el bautismo el nombre de María. Fue la segunda hija de Francisco Ricart y de María Olmos. Al primogétito lo llamaron José y a sus hermanos menores Antonio y Filomena. En 1885 fallece su padre por una enfermedad, y su bondadosa madre, considerada por todos como una santa, afrontó la dura tarea de criar a los cuatro hijos y educarlos en el amor de Dios.
María asumió bien pronto responsabilidades dentro del humilde hogar colaborando con su madre en el cuidado de sus hermanos y en las tareas domésticas. Recibió la educación básica siendo unánime el reconocimiento de su capacidad intelectual. Participo vivamente en las actividades de algunos de los grupos parroquiales demostrando un gran entusiasmo como miembro del coro en el que hizo buenas amigas.
El hecho más significativo a nivel espiritual es el de su Primera Comunión. Entonces cuenta con sólo 10 años y representa para ella el inicio de una relación intensa con Jesucristo y su despertar vocacional. Desde ese momento la frecuencia y el modo de participar en la Santa Misa y comulgar, llama la atención de sus parientes y conocidos, que perciben incluso una variación en su carácter, que va transformándose, a medida que crece, de efusivo en moderado sin perder nunca su alegría y jovialidad.


Vocación
La Primera Comunión representa el inicio de su camino vocacional. En esa celebración ocurre un hecho inusual que impacta al párroco, P. Vicente Pastor, quien ese día dirigió a las niñas que ese día iban a comulgar una pregunta muy concreta: "¿alguna de las presentes desea entregarse a Dios para ser su esposa y ser enteramente suya?". Siguió un momento de incertidumbre. Luego se alzó una mano y tras de ella una niña que con voz clara respondió: "¡yo quiero serlo!". Esa niña era nuestra Beata María Guadalupe.
Después su deseo de consagrarse por entero a Dios crecía cada día más. En las visitas frecuentes al Monasterio de Al Pie de la Cruz de las Monjas Siervas de María de Valencia, donde su madre tenía una vieja amiga, encontró su vocación en la Iglesia. Con el consentimiennto de su madre y el apoyo del Párroco pudo ingresar allí a la edad de 15 años. Su inequívoca percepción de que Dios le había elegido nos ha dejado un hermoso testimonio de la madurez religiosa de una niña que daba signos de llegar a ser una gran mujer y una gran cristiana.
Mientras se dirigían a Valencia para entrar en la clausura un desconocido reprochó gritando: "¡Llevan engañada a esa muchacha!". Ella sin perder la calma, al igual que en los momentos del martirio, se giró y dijo: "Sé muy bien lo que hago, pues es Jesús quien me llama".


Sierva de María
Hizo su profesión solemne el 19 de junio de 1900, fiesta en que se recuerda a Santa Juliana Falconieri madre espiritual de la rama femenina de los Siervos de María.
Enamorada del carisma de la Orden vivió plenamente sus valores: la caridad fraterna y la unidad, la oración contemplativa y el humilde servicio y el amor y la devoción a la Virgen Dolorosa, a quien rezaba con fervor la Corona de los Siete Dolores, identificándose con los sufrimientos de la Virgen María. Buscaba siempre el recocimiento y practicaba la penitencia física al contemplar la Pasión de Jesús y a su Madre al pie de la Cruz.
Con un carácter alegre, una fuerte espiritualidad y dotes de liderazgo ocupó el cargo de Maestra de Novicias de 1928 a 1931, y luego el de Priora en los difíciles y confusos años de 1931 hasta 1934. Al acabar el priorato vuelve a ser elegida Maestra de novicias, cargo que ejerció hasta su martirio, dando a sus hermanas el más importante de los ejemplos.


Martirio
La madrugada del 2 de octubre de 1936, unos alborotos interrumpen su oración. Su hermana Filomena y su cuñado José intentaban disuadir a los que registraban su casa, donde ella se había refugiado por la persuecución. Sin dudarlo un instante la beata María Guadalupe salió de su alcoba llevando en la mano un libro de oraciones. Al verla los milicianos le preguntaron: "¿Es usted monja?", responde "Soy monja y si naciese mil veces, lo sería Al Pie de la Cruz", fue arrestada al momento sin que ella opusiese resistencia alguna.
Sostenida por la gracia del Señor, se mostro en todo momento igual de entera y entregada como a lo largo de su vida. Coemnzaba para ella su propio Via Crucis y Via Matris, unida a cada paso a la Pasión del Redentor y a los dolores de su Madre al Pie de la Cruz. Abrazada al crucifijo la subieron a una furgoneta, desde la que daba ánimos a sus familiares: "No lloréis por mí, pues me llevan a matarme y dar la vida por Aquel que primero la dió por mí".
Fue conducida a un tribunal ficticio en el que recibió la sentencia de muerte.
Foi beatificada em 11 de Março de 2001, por S.S. João Paulo II junto a outros mártires valencianos.

Oración
Dios Padre Santo,
Tú que por medio del Espíritu Santo
alientas a los perseguidos por causa de tu Hijo Jesucristo,
y los llenas de valor y fortaleza para que,
con una fe solida y una esperanza firme,
den testimonio del Evangelio,
te rogamos nos concedas...
(pídase la gracia que se desea obtener)
por intercesión de la Beata María Guadalupe,
quien sostenida por tu gracia,
no vaciló en le momento del martirio,
sinó que se unió gozosa a la Pasión del Redentor
y a los dolores de su Santísima Madre al pie de la Cruz.
Por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén.
Padrenuestro, Ave María, Gloria.
Beata María Guadalupe, ruega por nosotros.

Se tiverem alguma informação importante para a canonização da Beata María Guadalupe, contacte a:
vicepostulacion@madreguadalupe.com
o a través del sitio Web
madreguadalupe.com.

Outros Santos e Beatos
Completando o santoral deste dia, Outubro 3

Otros Santos y Beatos

Outros Santos e Beatos

Santa Cándida, mártir
Em Roma, no cemitério de Ponciano, na via Portuense, santa Cándida, mártir (s. inc.).

Fausto, Cayo, Pedro, Pablo, Eusébio, Querimón, Lúcio e outros dois e Dionísio, bispo, confessores


Em Alexandria, no Egipto, comemoração dos santos Fausto, Cayo, Pedro, Pablo, Eusébio, Querimón, Lúcio e outros dois, todos os quais, primeiro em tempo do imperador Décio e depois sob Valeriano, por mandato do prefeito Emiliano sofreram de muitas maneiras, junto com o bispo Dionísio, chegando a ser confessores da fé, e, entre eles, Fausto alcançou a palma do martírio sob o imperador Diocleciano (s. III/IV).


Santo Hesiquio, monge
Em Mayuma, na Palestina, comemoração de santo Hesiquio, monge, discípulo de santo Hilarión e companheiro seu de peregrinação (s. IV).

São Maximiano, bispo e confessor
Comemoração de são Maximiano, bispo de Bagai, na Numídia, que, atacado repetidas vezes pelos hereges, foi precipitado desde o alto de uma torre, deixando-o por morto, mas recolhido por uns transeuntes, se recuperou e não deixou de lutar pela fé católica (c. 410).


São Cipriano, bispo
Em Toulon, na Provenza, da Gália, são Cipriano, bispo, discípulo de são Cesáreo de Arlés, que defendeu em vários sínodos a fé ortodoxa sobre a graça, ensinando que ninguém pode chegar ao divino se antes não tiver sido chamado pela graça de Deus (c. 543).

Beato Uto ou Otón, abade 
No mosteiro de Metten, na Baviera, beato Uto ou Otón, fundador e primeiro abade (802).

Beato Adelgoto, monge e bispo
Em Chur ou Coira, entre os helvécios, beato Adelgoto, bispo, discípulo de são Bernardo em Clairvaux, que foi um bom exemplo de disciplina monástica (1160).


Beato Crescêncio García Pobo, presbítero e mártir


Em Madrid, capital de Espanha, beato Crescêncio García Pobo, presbítero dos Terceiros Capuchinhos da Virgem das Dores e mártir, que derramou seu sangue durante a perseguição contra la fé (1936).

São Virila, abade 
No mosteiro de São Salvador de Leyre, em Navarra, memória de santo Virila, abade (s. X).

 

 

 

 

http://es.catholic.net/santoral

NOTA: No calendário consta os nomes de Santo Veríssimo, Santa Máxima e Santa Júlia, que aliás já foram mencionados em mensagem anterior - creio que anteontem - porém, tendo efectuado procura neste site do es.catholic, não encontrei qualquer referência concreta a não ser a que já publiquei indicando que os mesmos seriam de Lisboa (!)

Recolha, transcrição e tradução incompleta por António Fonseca